¿Dónde está Harvey?

07 Ene 2018

No hay ni rastro de Harvey Weinstein. Y eso que debería ser temporada alta para el productor de cine, quien por estas fechas solía estar sumido en plena promoción de sus películas de cara a los Oscar. Además, tampoco celebró su décimo aniversario de boda el 15 de diciembre del año pasado: su mujer, Georgina Chapman, se separó de él rápidamente en medio del sonado escándalo de abusos sexuales.

¿Dónde está quien durante décadas fue uno de los principales empresarios del mundo del cine? ¿Seguirá haciendo terapia en una clínica de lujo de Arizona, como afirmaban medios estadounidenses en octubre, después de que un artículo en The New York Times destapase una avalancha de acusaciones de acoso sexual? Sus portavoces guardan silencio.

El hombre más odiado de Hollywood ha desaparecido, quizás en una de sus caras viviendas en California, Nueva York o Connecticut. A mediados de octubre fue localizado por la prensa en Los Ángeles, ante la casa de su hija, Remy. “Necesito ayuda”, dijo entonces ante las cámaras, confiando en tener una segunda oportunidad.

Pero ese deseo ya es historia. Son decenas las actrices, modelos y ex trabajadoras que lo acusaron de acoso, violación e intimidación. Él mismo abandonó su productora y fue expulsado de la Academia de Hollywood, entre otros organismos y asociaciones del sector.

Weinstein negó varias veces a través de sus portavoces las acusaciones de sexo no consentido. Desmintió a la actriz Salma Hayek, que lo acusó de haberla querido obligar a masajearlo o practicarle sexo oral y de amenazarla de muerte. “También fue mi monstruo”, escribió Hayek 15 años después de trabajar con él en “Frida”.

Pero aunque el productor no se deja ver en público, su nombre está en los titulares casi a diario, es investigado por las policías de Los Ángeles, Nueva York y Londres y enfrenta innumerables demandas en los tribunales, como la que le interpuso por U$S 10 millones la productora de Netflix, Alexandra Canosa.

Las acusaciones en su contra desencadenaron el movimiento #MeToo (#YoTambién) en todo el mundo, con cientos de miles de mujeres relatando sus propias experiencias de abusos en distintos ámbitos. Y un grupo de actrices lidera la iniciativa “Time’s Up” (“Se acabó el tiempo”) que ya reunió donaciones por U$S 13 millones para ayudar a víctimas de acoso.

¿Se trata de un paso radical en Hollywood? Muchos creen que la situación está cambiando en la industria del cine tras el caso Weinstein. “Vemos un cambio, está ocurriendo -le dijo la actriz Diana Kruger a The Hollywood Reporter-. “Todos esos hombres están fuera. No reciben una palmadita en la espalda y luego vuelven”.

Comentarios