Navidad entre rejas: cómo pasarán las Fiestas los detenidos kirchneristas

Amado Boudou, Julio De Vido, Héctor Timerman, Carlos Zannini, Cristóbal López y Carlos Kirchner están alojados en la cárcel de Marcos Paz y en el Penal de Ezeiza. Las reglas de cada uno.

22 Dic 2017

Amado Boudou, Julio De Vido, Héctor Timerman, Carlos Zannini, Cristóbal López y Carlos Kirchner (el primo recientemente detenido del ex presidente) pasarán por primera vez las Fiestas en la cárcel, lejos de sus familias. ¿Cómo lo harán? ¿Qué está permitido y qué no? ¿Podrán recibir visitas?

Durante las fechas festivas el Servicio Penitenciario Federal toma una serie de recaudos para que todos internos puedan ver a sus allegados y recibir los paquetes que les llevan: refuerza la seguridad externa, la requisa y los empleados de la sección de visitas. En estos casos, para evitar demoras -por la cantidad de personas-, se pide a los familiares que acerquen los regalos y comidas días antes, según informó el sitio LaNacion.com. Pero ¡atención! Ninguno de los penales recibe visitas el 25 de diciembre ni el primero de enero. ¿Cómo se manejará cada uno de ellos?

Cárcel de Marcos Paz


En este complejo se encuentra Julio De Vido. A diferencia de otros penales, en este se autorizaron las visitas mixtas -solo por las Fiestas-.

El ex funcionario recibió ayer la visita de su esposa, Alessandra Minnicelli, y de sus hijos. Además, durante la semana acudió a verlo –en carácter de abogado- el ex secretario General de Presidencia, Oscar Parrilli.

En Marcos Paz también se encuentra alojado el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares.

Penal de Ezeiza


No permitirá visitas ni el 24 ni el 25. Los presos pudieron recibir a sus allegados hombres hoy y mañana a las mujeres. En él se encuentra preso Amado Boudou, quien ya recibió la visita de su ex pareja Mónica García de la Fuente. Además del ex vicepresidente están alojados allí Carlos Zannini, Cristóbal López y Carlos Kirchner.

En cuanto a Timerman, el ex canciller se encuentra con prisión domiciliaria por el deterioro de su salud, pero no tiene permitido movilizarse.

Las excepciones

Según dio a conocer el portal periodístico, en esta época festiva se hacen algunas excepciones, sobre todo si se trata de comida. “Se permite el ingreso de un pan dulce o un lechón”, citó el sitio tras hablar con fuentes del Servicio Penitenciario Federal. Por una cuestión de seguridad y para evitar malos entendidos se pide que el pan dulce no tenga frutas –ya que es más difícil de requisar-, y que el animal no tenga cabeza –ya que en ella se pueden esconder diversos objetos-.

Comentarios