Un fiscal pide una pesquisa por presuntos “sobresueldos” en Tafí Viejo

El intendente Noguera y el titular del Concejo rechazan la denuncia de un empleado. González, ex contador general municipal, afirma que los ediles cobran sumas en negro del Departamento Ejecutivo

16 Dic 2017
1

“MALINTENCIONADA”. El jefe municipal desacreditó la denuncia y se puso a disposición de la Justicia. LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO (ARCHIVO)

La Justicia tiene en sus manos una denuncia contra los 12 concejales de Tafí Viejo. Las autoridades del municipio y del Concejo Deliberante, en tanto, desacreditaron las acusaciones.

Juan Antonio González, un empleado municipal que se desempeñó en gestiones anteriores como contador general de la Municipalidad, hizo la denuncia penal en Tribunales a principios de junio. Sostiene que los ediles percibirían desde el comienzo de la gestión, a fines de 2015, supuestos “sobresueldos” en negro con el objetivo, de acuerdo con su declaración, de que aprueben ordenanzas requeridas por la gestión. Detalla que el dinero -que habría alcanzado $1 millón mensual, según el denunciante- sería distribuido por el presidente del cuerpo, Pascual Zamora. Menciona a los representantes tanto del oficialismo como de la oposición: Carlos Araya, Alicia León, Raúl López, Juan Medina, Fátima Olea, Benjamín Terraf, Esteban Toledo, Martín Vaca, Josefa Segovia, Viviana Aguero y José Ernesto Juárez.

La denuncia advierte, sin embargo, que no hay registro ni documentación respaldatoria de este presunto movimiento de dinero en el municipio. Detalla una supuesta operatoria: afirma que después del día de pago un edil llegaba a la Tesorería con un bolso y retiraba los fondos.

El fiscal Diego López Ávila, en un requerimiento de medidas para reunir pruebas al que accedió LA GACETA, asegura que la sospecha sería que se estaría ante las figuras penales de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. Añade que la responsabilidad, de comprobarse lo denunciado, podría afectar eventualmente al intendente Javier Noguera (Acción Regional). Desliza, además, que de probarse lo denunciado podrían haberse cometido los delitos de malversación de caudales públicos o de peculado y, probablemente, el de exacciones ilegales (cuando un funcionario solicita, exige o hace pagar una contribución o una dádiva).

La Fiscalía requirió al municipio vecino que resguarde la documentación; que se realicen allanamientos y pidió la colaboración de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

“Absurda”

La Municipalidad se puso a disposición de la Fiscalía desde la semana pasada, aseguró Noguera. “Ofrecimos toda la información contable que sea necesaria para esclarecer una denuncia que a todas luces es absurda y malintencionada”, consignó. “Propusimos a la Fiscalía llevar todo lo que necesite e, inclusive, que si quiere intervenir directamente, que lo haga, no hay nada que esconder”, descartó. Sobre el denunciante, agregó que no tiene un cargo ni una función en la gestión y que duda de si es un agente activo o ya está jubilado.

El edil Zamora, presidente del Concejo Deliberante, calificó a la denuncia como inconsistente y falaz. Explicó que el cuerpo no maneja dinero ni tiene cuentas bancarias. “Conozco (al denunciante) y no está bien hacer una denuncia sin fundamentos. Tenemos todo claro, no hay nada que ocultar. Le dijimos al fiscal que estamos a disposición. Todo se hace por vía administrativa y queda en expedientes”, explicó en relación al manejo del dinero. En cuanto a los salarios, afirmó, están bancarizados. Manifestó que incluso, las gestiones por los pedidos de vecinos por medicamentos o anteojos quedan registradas. “Nos depositan en la cuenta sueldo. La mayoría tenemos créditos, yo tengo tres”, expresó sobre la cantidad de dinero que González los acusa de haber cobrado.

El sueldo de un edil, detalló, está entre los $ 28.000 y los $ 35.000, dependiendo de ítems como antigüedad o título. “¿Están de moda los bolsos? Lo tomo con humor porque no manejamos dinero. Las veces que pisamos la tesorería del Municipio es para pedir adelantos”, agregó sobre la acusación de que él habría sido uno de los encargados de retirar la plata.

Consideró que la relación del cuerpo con el intendente Noguera es excelente y que, más allá de los signos políticos, trabajan en conjunto. “Ejercemos el control de la gestión”, afirmó. En el cuerpo taficeño ocho de las 12 bancas son del oficialismo; hay dos radicales, una del PRO y la tercera de un partido independiente.

En Esta Nota

Mariano Javier Noguera
Comentarios