Se compensará a los jubilados, anunció la Nación

“Si hay sesión (el lunes), estaremos”, afirmó Manzur, quien -a través del diputado Yedlin- avaló la nueva propuesta del Gobierno nacional

16 Dic 2017
1

ACUERDO. El radical Negri reparte el documento firmado con los ministros. télam

“Si el Presidente nos convoca formalmente, seguro vamos a estar acompañando”. Al igual que el resto de los gobernadores firmantes del Consenso Fiscal, el tucumano Juan Manzur renovó su respaldo a las reformas impulsadas por el líder de Cambiemos, Mauricio Macri, en el Congreso nacional.

Ayer, los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto al vicejefe de gabinete de la Nación, Mario Quintana, recibieron a mandatarios provinciales para acordar los términos del llamado a una nueva sesión en Diputados, tras la escandalosa reunión del jueves.

Encerrado en el laberinto del peronismo y del sindicalismo, Macri intentó salir “por arriba”

En el encuentro, convocado para el lunes, está previsto el tratamiento de la reforma previsional, que ya tiene media sanción en el Senado y que llevó al máximo el clima de tensión entre la Nación y dirigentes opositores y militantes de agrupaciones sociales.

Para tratar de aplacar los ánimos, Frigerio y Dujovne les anticiparon a los gobernadores presentes -algunos enviaron representantes- que el Gobierno nacional anunciará la entrega de una compensación de $ 4.000 millones, en marzo, para distribuir entre jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Punto de vista de la diputada Mirta Tundis: La mentira de la reforma

Como Manzur no podía asistir, ya que se encontraba San Juan al momento de la reunión -ayer mismo regresó a la provincia-, en su lugar concurrió el diputado oficialista por Tucumán Pablo Yedlin.

El ex secretario de la Gobernación, en diálogo telefónico con LA GACETA, se mostró satisfecho con el resultado de las negociaciones entre las provincias y la Nación.

El día después de la violencia en el Congreso

De hecho, fue uno de los que firmó un documento en el que se advierte sobre el fondo de compensación de $ 4.000 millones, que será autorizado por decreto del Presidente una vez sancionada la reforma previsional. Según las estimaciones, los beneficiarios serían el 70% de los jubilados (entre $375 y $750, según los aportes) y el 100% de los que perciben la AUH ($400), lo que representa en conjunto a unas ocho millones de personas.

“Dialogamos durante tres horas, y por el esfuerzo de todos logramos que (el tema) llegue el lunes al recinto, a las 14, para dar el debate sobre esta fórmula de actualización (de haberes del sector pasivo)”, explicó Yedlin. El flamante diputado remarcó que, si bien se viene hablando de una “reforma previsional” en términos generales, el punto en cuestión es precisamente cómo afectará a jubilados y a beneficiarios de la AUH el nuevo sistema de cálculo a partir de marzo, que es cuando se produciría el “empalme” entre el régimen vigente y el que propone el Ejecutivo Nacional.

Gracias al acuerdo de ayer, indicó Yedlin, “ninguno de los jubilados que cobra menos de $ 10.000 tendrá un incremento menor al que le hubiera correspondido con la anterior fórmula” de actualización de haberes. Además, el apoyo alcanzará “a todos los niños receptores de la AUH”.

“La reunión transcurrió en un clima de diálogo. Pudimos hacer ver al Gobierno nacional que esto (por revisar los efectos del cálculo) era muy necesario”, señaló.

Describió luego como “dramática” la situación vivida el jueves en la Cámara de Diputados, donde las fuerzas de seguridad (Gendarmería y Policía Federal) reprimieron a manifestantes. Dentro del recinto, además, hubo gritos e insultos entre legisladores nacionales y militantes opositores a Cambiemos.

En ese sentido, Yedlin consideró que el reclamo de los jubilados era “justo”. “Pero también hay una necesidad de la Nación en cuanto (a garantizar) la gobernabilidad. Y lo mismo las provincias. Creo que nos encaminamos a un lunes en el que se podrán expresar ideas en un clima pacífico”, se esperanzó.

“Estaremos”

Manzur, en diálogo con LA GACETA, anticipó que los diputados alineados a su espacio van a participar del debate del lunes, tal como se acordó ayer. “Si hay sesión, estaremos”, señaló. El jueves, los diputados oficialistas Yedlin y Gladys Medina estuvieron en sus bancas. No bajó al recinto el peronista José Orellana, aunque había firmado el dictamen del proyecto. Los kirchneristas Marcelo Santillán y Alicia Soraire ya habían adelantado su rechazo a la iniciativa.

Se mostró satisfecho luego con el anuncio del fondo de compensación de $ 4.000 millones anunciado por la Nación. “Siempre es bueno que surjan propuestas superadoras. Habrá que analizarlas en profundidad”, manifestó.

Comentarios