“Esa diferencia se debe a que en esa cuenta había otros ingresos”, expresó Roberto Biscardi

Según el ex secretario de Hacienda de la anterior administración, se mezclan partidas que corresponden a dos programas federales.

10 Dic 2017

El ex secretario de Hacienda de Yerba Buena, Roberto Biscardi, dice que la denuncia presentada en contra de quien fuera su jefe, el ex intendente Daniel Toledo, “está mal”, porque mezcla dos programas nacionales, Más Cerca y Fondo Federal Solidario.

De ese modo -explica el funcionario- se entiende porqué hay una disparidad de $ 6,3 millones entre lo que le transfirió la Nación a la Provincia, para el municipio, y lo que efectivamente entró a la cuenta municipal habilitada para el Más Cerca.

“Esa diferencia de dinero se debe a que en esa cuenta había otros ingresos”, añade. Lo segundo que remarca Biscardi es que el programa Más Cerca contaba con auditorías y controles, y que los fondos ingresaban a la intendencia no sólo después de que la Nación aprobara el proyecto general de una obra, sino también cada etapa de su ejecución. “El Ministerio del Interior giraba el dinero tras certificar el avance de los tramos”, prosigue.

De hecho -añade Biscardi- el trabajo administrativo se encuentra bien realizado. “Aquí hubo un grupo grande de profesionales. Somos técnicos. Nada tenemos que ver con las cuestiones políticas. No es justo que caigamos todos en una denuncia de alguien que es un irresponsable porque no posee toda la documentación. No estoy teniendo contacto con Toledo. Pero puedo decir que en la Municipalidad de Yerba Buena, a nadie se le pagó de más. Se pagó lo que correspondía”, asevera.

Desde hace unos días, en la Justicia Federal se tramita una acusación presentada por el político radical Rodolfo Aranda, quien señala, además de Toledo, al ex gobernador José Alperovich y al actual vicegobernador, Osvaldo Jaldo, de haber incurrido, supuestamente, en los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, desvíos de fondos, malversación de caudales públicos, defraudación, sobreprecios y enriquecimiento ilícito, debido a la contratación de una serie de empresas para la realización de mejoras en las plazas y de pavimentos en las calles de esa ciudad, principalmente, entre junio de 2013 y septiembre de 2015.

“Es responsabilidad de esta gestión la custodia de los expedientes que han quedado en la Municipalidad. Por cada obra, hacíamos dos carpetas. Si Toledo -el ex intendente- pavimentó 1.800 cuadras, entonces hay 3.600 expedientes. Esa causa posee información recortada. Que busquen todos los papeles. Le repito que, siempre, se pagó lo que correspondía”, afirma el funcionario.

Por último, Biscardi aclara que su oficina emitía los pagos una vez que el ex secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Julio Herrera Piedrabuena, le informaba que los trabajos se encontraban certificados.

Comentarios