El Gobierno nacional reivindica la represión a los mapuches

Bullrich dijo que el Gobierno “no permitirá ninguna ilegalidad”, y Garavano dejó en claro que “violar la ley tiene consecuencias”.

28 Nov 2017
1

VIOLENTOS SIN ROSTRO. Rebeldes mapuches permanecen ocupando territorio de la zona de Lago Mascardi.

BARILOCHE Y BUENOS AIRES.- El Gobierno nacional advirtió que “se acabó el mundo del revés”, que “la violación de la ley en la Argentina tiene y va a tener consecuencias” y que los problemas se resuelven “en el marco de la ley”, en referencia a lo sucedido el fin de semana en la zona del Lago Mascardi (Parque nacional Nahuel Huapi, cerca de San Carlos de Bariloche,) donde un joven mapuche resultó muerto en el marco de un desalojo que llevaba adelante la Prefectura.

Así lo expresaron los ministros de Seguridad y de Justicia, Patricia Bullrich y Germán Garavano, respectivamente, en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, en la que destacaron que la Prefectura “actuaba en el marco de una manda judicial, dada por el juez Gustavo Villanueva”.

"Hay un Gobierno que los va a defender y no va a permitir ilegalidades. Se acabó el mundo del revés”, subrayó Bullrich, en tanto que Garavano dejó claro que “la violación de la ley tiene consecuencias”. También destacó “la importancia de la investigación judicial respecto a los grupos que no reconocen al Estado y no respetan la ley”.

En este marco, la ministra de Seguridad consideró que Villanueva “está perdiendo muchos días” al tomar la decisión de no ingresar al lugar, en referencia a la última resolución del juez de respetar cuatro días de duelo por el joven muerto el sábado, Rafael Nahuel (22 años), y no ingresar al lugar para iniciar los peritajes.

“Se va a hacer una investigación, cuando en realidad hubo una decisión clara de ir hacia ese lugar”, dijo, y agregó que las fuerzas federales sabían que iban a enfrentar a “un grupo violento”.

En la conferencia -en la que también estuvieron presentes los secretarios de Seguridad, Eugenio Burzaco, y de Seguridad Interior, Gerardo Millman-, Bullrich defendió el informe de la Prefectura, fuerza que tuvo a su cargo el desalojo, y aclaró: “Nosotros le damos, a la versión de la Prefectura Naval, el carácter de verdad”. El informe indica que el jueves hubo un “enfrentamiento” en la zona de Villa Mascardi con “un grupo violento”, en el que murió un mapuche, de 22 años.

Bullrich alertó que “cada vez van a quedar menos pruebas, porque en el lugar están todavía los grupos violentos”, y consideró que, además, los mapuches de lago Mascardi “le mintieron al juez porque le dijeron que ayer (por el domingo) se entregaban y no se entregaron”.“No vamos a aceptar ninguna orden legal”, reafirmó la ministra. Y prosiguió: “si hay alguien que dice que no se puede entrar a una parte del territorio, nosotros entraremos a todas las partes del territorio argentino. No tenemos ningún límite más que los límites de la Constitución nacional ”.

Respecto a cuál es la situación actual en el lugar, Bullrich precisó que “está tomado aún por grupos violentos”, al tiempo que mencionó que hay una comisión de la Policía Federal, que incluso ayer fue apedreada.

En este marco, la funcionaria señaló que “el Estado, el juez, las fuerzas de seguridad, y los ministerios de Seguridad y de Justicia” despliegan una “acción legítima, enmarcada en la ley, frente a la acción violenta, ilegal e inaceptable para la democracia de un país que quiere vivir en paz”, en referencia a los grupos mapuches.

“Las armas aún están ahí, o ya las sacaron, porque no se pudo entrar y Prefectura, cuando quiso entrar, fue desarmada”, añadió.

La comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu volvió a instalarse en el predio del que habían sido expulsados el jueves 23, un sector que pertenece al parque nacional Nahuel Huapi. En contacto con la agencia de noticias ANB Bariloche, integrantes de la comunidad advirtieron: “Vamos a resistir en este lugar porque es nuestro territorio”.

Según le relataron tres hombres de la comunidad a esa agencia, habían “arreglado” una tregua de cuatro días sin que las fuerzas de seguridad volvieran al lugar.

Pero según los mapuches, hoy (por ayer) a la mañana agentes de la Policía “llegaron al lugar a intimidarnos y no respetaron lo que habíamos acordado”.

Bala 9 mm

El joven de la comunidad mapuche muerto el sábado fue asesinado con el disparo de una bala 9 milímetros, confirmó la autopsia, y reveló que el calibre del proyectil es similar al usado por la patrulla Albatros, de la Prefectura Naval.

La autopsia mostró que el proyectil ingresó por el glúteo izquierdo, realizó un recorrido ascendente, comprometió varios órganos y quedó alojado en la axila derecha. (Télam/DyN)

Comentarios