Violencia de género: le amputaron un brazo a una mujer tras el ataque de su pareja

La mujer que fue herida a machetazos permanece internada en grave estado. El agresor quiso suicidarse luego arrojándose debajo de las ruedas de un auto. Los celos habrían sido el móvil de la tragedia.

27 Nov 2017
1

MOMENTOS. Pereyra fue asistido en el hospital Padilla, luego de atacar a su mujer y tirarse debajo de un auto. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

Un dramático caso de violencia de género se produjo en la noche del sábado en Las Talitas, cuando un hombre atacó a su esposa con un machete y luego intentó quitarse la vida al arrojarse abajo de un auto. Fue la propia hija del matrimonio quien se presentó en la comisaría para pedir ayuda. Fuentes del caso relataron que la jovencita contó que su padre estaba fuera de sí, aparentemente por celos.

Todo comenzó alrededor de las 22 en una casa del barrio El Sol. De acuerdo con las fuentes policiales, Petrona del Valle Acuña, de 50 años, protagonizó una discusión con su marido, Rafael Héctor Pereyra, de 65 años.

En medio de los reclamos a su mujer, Pereyra tomó un machete y la atacó, causándole gravísimas heridas en los dos brazos. Luego, el hombre corrió hasta la avenida de Circunvalación y se tiró abajo de un vehículo que pasaba por el lugar.

Testigos de esa escena se comunicaron con el 107 y solicitaron una ambulancia. Mientras que los policías de la comisaría de El Colmenar, que habían sido alertados por la hija del matrimonio, se presentaron en el domicilio familiar.

Ambos protagonistas del hecho fueron hospitalizados de urgencia. Acuña fue internada en el Centro de Salud; y Pereyra, en el Padilla. El ataque fue de tal brutalidad que la mujer fue operada de urgencia durante la madrugada. Los médicos tuvieron que amputarle el brazo derecho; mientras que el miembro izquierdo quedó seriamente comprometido. Hasta el cierre de esta edición, los facultativos analizaban someter a la paciente a una nueva intervención quirúrgica.

Pereyra permanecía internado en la guardia mayor del Padilla y su pronóstico era reservado, según el último parte médico. La causa fue caratulada como violencia de género y lesiones culposas. El caso quedó a cargo de la fiscala Adriana Giannoni.

Comentarios