Antes del receso, el “Santo” enfrentará a tres rivales directos en su lucha

Le tocará jugar contra Sarmiento, Villa Dálmine y Gimnasia de Jujuy.

20 Nov 2017 Por Santiago Pérez Cerimele

Dentro de tres fechas, San Martín habrá llegado a la mitad de la actual temporada de la B Nacional. Casualmente, después de esos tres partidos -ante Sarmiento, en Junín; Villa Dálmine, en la Ciudadela, y Gimnasia, en Jujuy- se bajará la persiana de la primera mitad del campeonato. El receso se extenderá hasta febrero.

Esta serie de encuentros resulta clave para las aspiraciones del “Santo” de retornar a Primera División. Por un lado, enfrentará a rivales directos en la puja por el ascenso. Esos donde cada punto vale doble. Sarmiento y Gimnasia persiguen a San Martín: ambos acumulan 10 puntos, dos menos que el “Santo”, que jugó un partido más que ambos. Villa Dálmine marcha segundo, con 16 unidades, pero dos encuentros menos que el “Albirrojo” (hoy, a las 20.30, el conjunto de Campana visita a Santamarina).

Por otro, una buena cosecha de puntos en esos cruces lo ubicaría, de mínima, dentro del octogonal para pelear por la segunda plaza para la Superliga; y de máxima, directamente en la puja por el título, y por el primer boleto a la “A”.

Los hinchas “cirujas” confían en que el equipo logre sumar la mayoría de los nueve puntos en juego. “Claro que sí; se va a posicionar como para pelear arriba”, afirmó Héctor Amaya. Su optimismo es tal, que aún si la cosecha de puntos resultase magra igualmente está convencido de que el “Santo” dará pelea hasta el final. “Faltará mucho, todavía; y vamos a tener chances”, estimó.

Pablo Lobo confía, pero también es crítico. “Tenemos equipo, pero no creamos juego. No me gusta cómo jugamos ni el esquema utilizado. Obviamente sacar una buena cantidad de puntos le daría al plantel una motivación extra”, afirmó. Habló con LG Deportiva cuando el empate ante Quilmes estaba consumado. Ese 1 a 1 sirvió de trágico ejemplo, para conocer su opinión acerca de la posibilidad de que el “Santo” finalice con malos resultados esta serie de partidos. “Por más que sigamos perdiendo puntos valiosos en casa no podemos darnos por vencidos. Esto es San Martín”, aseveró.

Daniel Villarroel analizó la situación con mayor profundidad. “Una vez que comenzó el campeonato, me dije a mí mismo que debíamos darnos un margen de 12 partidos. Si luego de disputadas esta docena de fechas el equipo se encontraba dentro de los cuatro primeros seríamos un equipo de temer”, argumentó. San Martín se ubica a sólo cuatro puntos del segundo, por lo que el escenario que plantea Villarroel no parece descabellado. “Pero hay que demostrar en la cancha lo que somos y para qué estamos; no podemos seguir perdiendo puntos”, protestó.

En su análisis, Luciana Astudillo involucró a los otros equipos. “Este es un campeonato irregular: los de arriba no se escaparon, hay una decena de equipos amontonados en seis puntos. Si San Martín saca siete de estos nueve se prende en la discusión. El tema es que los saque”, señaló, dubitativa.

Comentarios