Subió 4,68 veces la brecha de precios entre campo y góndola

La CAME realiza su estimación sobre la base de 25 productos. Ranking de los que presentan la mayor distorsión. En octubre se registró una fuerte caída en los valores de la zanahoria y el zapallito

20 Nov 2017
1

SUBA ESTACIONAL La zanahoria y el zapallito bajaron, pero aumentó mucho la pera, la frutilla y la naranja. la gaceta / foto de franco vera

BUENOS AIRES.- La diferencia entre el precio que pagó el consumidor en góndola por productos agroganaderos se multiplicó en octubre 4,68 veces respecto de lo que recibió el productor en el campo. Asó lo indicó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en un informe que analiza este comportamiento.

Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) de CAME sobre una canasta de 25 alimentos, la pera fue el producto que mostró mayor disparidad en su valor, y alcanzó una brecha de 8,54 veces.

El informe precisó que el índice IPOD de CAME registró en octubre una reducción de 6,8% frente a setiembre. “La menor brecha estuvo muy determinada por lo que sucedió con la zanahoria que reacomodó sus precios después del desajuste de septiembre, cuando los precios al productor se redujeron a sólo un tercio de su valor debido a la sobreoferta temporal”, explicó el análisis.

Los detalles

Según detalló, el IPOD agrícola en octubre alcanzó un valor de 4,78 veces, lo que implica una caída de 10% frente a setiembre, y una reducción de 20,3% respecto a igual mes de 2016.

Por su parte, el IPOD ganadero en octubre se ubicó en 4,31 veces, lo que representa una suba de 12,7% en la comparación con setiembre último, y un aumento de 11,9% en la variación interanual.

De los 25 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados en octubre, en 14 bajó la brecha, en 10 trepó, y en 1 se mantuvo sin cambios contra el mes anterior.

El ranking

Los alimentos agrícolas con mayor distorsión de precios en octubre fueron: la pera con una diferencia de 8,54 veces, seguido por la frutilla con una brecha de 7,41 veces, la carne de cerdo con una desigualdad de 7,38 veces, el brócoli (7,20 veces), y la naranja (6,41 veces). Los menores contrastes en octubre, se registraron en el tomate, con una disparidad de 2,10 veces, seguida por el huevo (2,23 veces), la papa (2,29 veces), la acelga (2,48 veces) y la carne de pollo (2,9 veces).

“La mejora en la brecha incrementó levemente la participación promedio del productor en el precio de góndola, desde el 24% en septiembre al 24,% en octubre”, señaló la CAME. La entidad destacó que eso implica un alza de 3,3% aunque consideró que aún “se ubica en valores bajos”.

Los alimentos con menor participación del agricultor en el importe fueron: la pera con 11,7%, la frutilla con 13,5%, y el brócoli con 13,9%.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 25 alimentos agropecuarios que se consumen en fresco. Para obtener el indicador se tomaron los valores diarios online de los principales supermercados del país y más de 200 precios de verdulerías y mercados para cada producto.

Como es sabido, en el camino hasta que llega a la góndola se producen un conjunto de distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos. Esas desigualdades son muy dispares según producto, región y tipo de comercio, pero en general suele estar determinada no sólo por los costos de elaboración, la estacionalidad, almacenamiento o transporte, sino por comportamientos especulativos de muchos actores del mercado.

Hay productos que tienen estacionalidades en determinados meses del año y eso altera las mediciones en ciertas ocasiones, según se especificó desde CAME. (DyN)

Comentarios