Cartas de lectores

07 Nov 2017
1

"APRENDER". IMAGEN ILUSTRATIVA. LA GACETA/ ARCHIVO

Operativo “aprender”

Este martes es día de evaluación para los alumnos tucumanos. Se realizarán dos pruebas: la Aprender, organizada por segundo año consecutivo para todo el país, y, por primera vez, la Evaluación Provincial de la Calidad Educativa. Este año, a nivel nacional, Aprender abarcará Ciencias Sociales y Ciencias Naturales en 6° grado de primaria y Matemática y Lengua en 6° año del secundario. También habrá una muestra de chicos de 4° grado de primaria en el área de Lengua que consistirá en una producción escrita, de la que participarán sólo 10 escuelas. No se trata de una reforma elaborada por educadores de nuestra nación. Es impulsado por lineamientos de organismos internacionales (OEI, OCDE) y nacionales (CEIP, Cippec). Hacen hincapié en un concepto: el gran problema de la educación ya no es la masividad, ni lo presupuestario, sino la llamada “calidad”. Son pruebas censales (con el modelo de las evaluaciones internacionales PISA) a alumnos, a las escuelas y a los docentes (en forma indirecta a través de lo que efectivamente “enseñaron” a sus estudiantes). En el caso de las escuelas se encuentra en marcha un “índice” de equidad calidad educativa donde se publica una serie de variables educativas y socioeconómicas que establecen un “ranking” de las escuelas. Ya, el ex ministro Bullrich lo había explicitado: “Si la escuela mejora un 10% con respecto al año anterior, podemos darle una nueva biblioteca. Si mejora un 20%, los chicos de del último grado podrían viajar a Bariloche”. Se estimula, de esta manera, que las escuelas se propongan “metas” a superar, creando una competencia entre ellas para captar un presupuesto diferencial. Todo esto “atado” al resultado de las mediciones.
En este cuadro, el Estado se autoexime de presentar un balance sobre su gestión educativa. La llamada “calidad educativa” pretende aislar y sustraer a la educación de relaciones sociales signadas por la descomposición, la catástrofe social, el derrumbe de la familia y la abolición del derecho al trabajo.
La pretensión de apartar a la educación de las condiciones sociales imperantes y llevarla a una evaluación aislada tiene otro objetivo. Es juzgar la “calidad” como si se tratara de cualquier otro producto. Se trata de darle al educando un valor de cambio y asumirla como una mercancía mas. La calidad, por ejemplo en la industria autopartista, es antagónica con el capitalismo, porque su propósito no es perfeccionar los productos del trabajo humano, sino la búsqueda del beneficio privada. En realidad, el llamado “producto educativo”, en un alumno, con determinadas condiciones de estabilidad, se logra con el paciente paso de los años, desde la educación inicial a la universidad, donde nuestros hijos, en algún momento, dan el gran paso de calidad al transformarse en expertos de algún oficio laboral y sostenedores de una nueva familia.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]


Premio a la labor periodística

Quiero felicitar al diario LA GACETA por la reciente distinción otorgada a nivel nacional por el Foro del Periodismo Argentino (Fopea), por la destacada nota realizada al Ïpvdu por irregularidades en el programa televisivo “Panorama Tucumano”, conducido por el binomio Federico Van Mameren y Carolina Servetto. Esta repercusión transparenta la libertad de expresión en cuanto a las noticias de interés, que como un gran anhelo del ex presidente Domingo Faustino Sarmiento, “que con la pluma y la palabra”, se reflejaba la verdad ante los hechos reales de la noticia, hoy, en tiempos modernos y con la ayuda de la tecnología, LA GACETA, a través de un grupo idóneo de periodistas destacados, reivindica con profesionalismo esta ardua tarea de informar, ¡Felicitaciones!

Daniel Francisco Leccese

Calle10 N° 582, Villa Mariano Moreno


Basural crónico

Quisiera hacer público por su medio los problemas que estamos sufriendo los vecinos de calle corrientes al 1.600 debido a un basural que está situado en la intersección de Corrientes y Lucas Córdoba. Todos los días aparecen nuevas montañas de basura en la esquina, siendo foco de malos olores (¡hay restos hasta de carnicerías!), animales e insectos indeseables (ratas y moscas) y todo tipo de enfermedades. He sido testigo de cómo la Municipalidad manda máquinas (gastando un dineral) para levantar la basura acumulada, pero no es esa la solución, ya que en cuestión de horas hay basura nuevamente. Espero que puedan ayudarme a la difusión de esta situación, desde ya muy agradecida.

Guadalupe Corbella

[email protected]


Después de las elecciones

Las cartas “Después de las elecciones” de los lectores Oscar Alberto Beltrán y Francisco Centurión (2/11) ameritan una repuesta concreta y sustraída de tanta irracionalidad. Hay personas que alegan y/o presumen saber mucho, hasta se anticipan a los acontecimientos y se pasan opinando de todo. Sin embargo muchos de esos individuos, supuestos “sabelotodos”, no tienen la más remota idea o conocimiento del tema que están tratando. Se podría pensar que son simples opinólogos que tienden a sobrevalorar sus propias habilidades o conocimientos, haciéndose fanáticos de sus propias ideas o fantasías, intentando convencer a los demás al editorializar sobre temas que van desde la política a la economía, etcétera. Califican y juzgan, no aceptan ningún comentario contrario, atacan a quienes puedan pensar diferente sin darse cuenta de la importancia y el cuidado que deben tener al tratar temas sensibles en estos difíciles momentos que vive nuestro país. El resto somos todos ignorantes; sólo se nos da por comentar de algo “sin importancia” como la corrupción, la impunidad, la inseguridad. la violencia de género, la trata de personas, el narcotráfico, la descarada mentira etcétera. Esa incapacidad de reconocer la viga en sus ojos omitiendo lo que no les conviene, empeora cuando entran en acción el fanatismo más la soberbia personal que alienta sus deseos de seguir difundiendo sus “verdades”, profetizando un futuro apocalíptico. Estas personas que polarizan creyendo que siempre tienen la razón, intolerantes y manipuladores de la política, no logran entender que negar la verdad, venga de donde venga, es indicio de que a veces duele aceptarla, que tenemos miedo o u otras causas personales a enfrentar la cruda y verdadera realidad. Personas que dirían “¡Todo el mundo tiene derecho a mi propia opinión!” Los seres humanos tenemos una inclinación a criticar a otros. Vemos con mucha facilidad los defectos y las malas acciones de los demás. Nos erigimos en jueces que juzgan y condenan sin piedad a todo el que se pone delante, a la vez que hacemos la “vista gorda” con las conductas de quienes defendemos, o buscamos el modo de justificarlas. Es hora de construir puentes para encontrarnos, recordemos que los humanos somos seres sociales, racionales, lógicos e inquisitivos por naturaleza y cuando ciertas conductas no concuerdan con esas características es cuando debemos tener cuidado con nuestra lengua, porque cuando juntamos hechos con las palabras pueden tener un poder destructor. “No juzguéis, para no ser juzgados porque el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida que medís, seréis medidos. ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas a ver la viga en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga de tu propio ojo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano”.

(Mateo 7: 1-5)

Pablo José Giunta

[email protected]


Ataque a las economías regionales

Con fundamentos erróneos el Gobierno aplica medidas demoledoras para las economías regionales. Por un lado, pretende equiparar los precios del etanol y de las naftas sólo en base al contenido energético, obviando para el valor de las naftas el costo de recaptura y fijación del carbono que liberan a la atmósfera (muy superior al 30% que ahora deducen al etanol, que es de carbono neutro). Por otro, aduciendo cuestiones de salud, castiga impositivamente a los productos azucarados. La realidad demuestra que en ningún lugar del mundo donde se redujo sustancialmente o se aplicaron restricciones al consumo de azúcar se han logrado revertir los crecientes índices de sobrepeso y obesidad. Tamaños desatinos sólo pueden motivar la resistencia en bloque de los legisladores de las provincias afectadas a los cambios de fondo que pretenden implementarse.

Santiago José Paz-Brühl

Chubut 2.900, Yerba Buena


Época confusa

Vivimos una época muy confusa. Criticamos lo que creemos que está mal porque queremos que todo marche bien. Pero nuestras críticas miradas sólo atienden lo que está frente nuestro. En nuestra situación actual es algo difícil encontrarle sentido a la enorme crisis en que estamos sumergidos. La escondida violencia aparece casi siempre por donde menos se la espera. No sólo tras las inseguridades, también aparece en las relaciones sociales, y también en las personales y mucho más en las económicas. Aparece tras toda discriminación y empaña el mundo con su injusticia. Existen dos formas de pensamiento y sólo existen dos bandos: el de quienes apoyan con su nihilismo temeroso a los buitres que tienen sumida a más de la mitad del mundo en la miseria o el de quienes, utópicos, quieren rebelarse contra una forma de vida injusta. Aunque no pareciera existir justicia, porque es totalmente injusto que siendo la vida humana lo más importante, un solo ser humano pase hambre, necesidades o pobreza.
Debiéramos investigar la paz de una convivencia justa, pidiendo a todos que se nos trate como queremos ser tratados.

Javier Astigarraga

[email protected]


Jubilados transferidos ignorados

Sí, es verdad, los jubilados transferidos somos completamente ignorados por el Ejecutivo provincial. Cuando se efectuó la trasferencia la Corte determinó que cualquier diferencia para llegar al 82% debería ser a cargo de la provincia, pero nunca se ocupó de este asunto y luego de varios años algunos jubilados hemos tenido que iniciar juicios particularmente, lo que luego de varios años se han decretado favorablemente por la justicia y con sentencia en firme a nuestro favor.
Con ello comenzamos a peregrinar para que se pague lo que corresponde, especialmente al gremio bancario y conseguimos algunos que se nos pague algo del 2015 y 2017, faltando agregar lo firmado en paritarias a comienzo de año para el 2017. En un comienzo corrió la versión de que el pago se haría automáticamente, comenzaron a cobrar todos los bancarios incluso el personal de la Caja Popular, sin que este aumento haya estado homologado por el Gobernador, lo que recién efectuó a fines de agosto, si la memoria no me falla, pero a los jubilados no se los ha tenido en cuenta y hemos tenido que volver a presentar notas para poder cobrar lo que corresponde. Los expedientes duermen muchas veces en los despachos de algunos funcionarios y en el caso de este año ya no podremos efectivizarlo hasta el año próximo, ya que los tiempos actuales no dan, ya que faltan dos días hábiles para comunicar a Anses y estos se encontraban al día de hoy y desde hace varios días a la firma del fiscal de Estado; y después faltaría la redacción del decreto correspondiente, más las firmas del ministro de Hacienda y del Gobernador. Para qué hablar de las retroactividades que deben; hay casos de dos, tres o más años y duermen el sueño de los justos gracias a una ley ideada por el "superlegislador" Caponio, que creó un registro de sentencias para abonar estos casos y son incumplidos. Me pregunto: cuando dictan algún aumento para funcionarios o legisladores, ¿demoran también en cobrarlo? Creo que no, y más los legisladores, que corren a sacar plata del Banco y trasladarla a la Legislatura para sus dietas y demás cosas raras que tienen.

Mario Oscar Rivet Vozza

[email protected]

Comentarios