A dos meses de fin de año, los ediles van al recinto por el Presupuesto 2017

“Si no se tiene la herramienta técnica que autorice los recursos, no puede gestionarse”, explicó el alfarista Pellegrini. Los concejales aliados al intendente Alfaro solicitaron una sesión extraordinaria por las urgencias del Municipio

06 Nov 2017
1

EN EL RECINTO. La oposición y el oficialismo al Municipio debatirán el Presupuesto 2017 a partir de las 18. la gaceta / foto de Antonio Ferroni (archivo)

El proyecto del Presupuesto 2017 se debatirá finalmente en el Concejo Deliberante, a dos meses de que finalice el año en ejercicio. Los concejales del Acuerdo para el Bicentenario-Cambiemos, aliados al intendente Germán Alfaro, convocaron por escrito a una sesión extraordinaria a pedido de la Municipalidad: el Departamento Ejecutivo Municipal necesita la aprobación del instrumento con urgencia para poder ejecutar las partidas.

Los ediles tratarán desde las 18 la previsión de gastos para el año. “El Municipio continuó funcionando con el Presupuesto de 2016. Se pueden tener los recursos, pero si no se tiene la herramienta técnica administrativa que permita autorizar los recursos no puede gestionarse”, explicó el vicepresidente primero del Concejo, el alfarista Raúl Pellegrni. Agustín Romano Norri, Roberto Ávila, Rodolfo “Johny” Ávila, José Francisco “Lucho” Argañaraz, Roque Mendía y Pellegrini, todos del ApB-Cambiemos, firmaron el viernes la convocatoria para la sesión extraordinaria. El artículo 24 del Reglamento Interno establece que una sesión especial puede ser solicitada con la firma de cinco ediles, requerida con 48 horas de anticipación.

Los bloques de la oposición, Tucumán Crece-PJ, Restauración Peronista y Fuerza Republicana, adelantaron que darán quórum para aprobar el presupuesto pero consignaron que insistirán para que se trate este año la Cuenta de Inversión 2016 (el informe sobre los destinos de las erogaciones, se aprueba de manera ficta -sin tratarlo- desde 2010) y el Presupuesto 2018.

“Me alegra que el oficialismo se haya acordado de tratar el Presupuesto, porque la comisión hace más de un mes que aprobó los dictámenes. Es la ordenanza más importante del municipio, hay que dejar de lado las cuestiones políticas y autorizar el uso de recursos. Si bien el proyecto de presupuesto ha sido corregido, todo será analizado cuando toque revisar la Cuenta de Inversión de 2017, el año que viene”, explicó José María Franco (Restauración Peronista), presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto.

La Secretaría de Hacienda y Presupuesto de la Municipalidad estimó en $ 4.353 millones el total de erogaciones que dispone la gestión de Alfaro este año. Implica un incremento de $1.065 millones respecto a los $3.288 millones del presupuesto de 2016 (es decir, una suba del 32%). “El Ejecutivo Municipal cumplió al enviar el proyecto hace un año, no se trató por equis motivo”, había explicado el secretario de Hacienda municipal, Cristian Abel, cuando fue invitado al Concejo en septiembre. El funcionario había afirmado que la ejecución del presupuesto 2016 (se utiliza ese instrumento hasta que se apruebe el de 2017) rondaba el 75% un mes atrás. En la Municipalidad se habían mostrado orgullosos del Presupuesto: el 45,5% está destinado al pago de salarios (una de las metas de los contadores de Alfaro). Otro de los puntos destacados por el oficialismo son los fondos para la obra pública: casi $ 950 millones.

La disputa en el recinto entre las bancadas oficialistas y opositoras a la Intendencia estará en torno a los fondos fijados para el Concejo: el Presupuesto de 2017 fijaba en $ 206 millones los fondos para el cuerpo vecinal, suma similar a la de 2016. “La responsabilidad de la gestión la tiene el intendente Alfaro. Ellos determinan las necesidades presupuestarias y no pueden desconocer los compromisos asumidos, porque el presupuesto del Concejo es insuficiente para llegar a fin de año”, disparó David Mizrahi (Tucumán Crece-PJ).

En la sesión se debatirán dos dictámenes: Romano Norri, Pellegrini y Roberto Ávila (ApB- Cambiemos) habían firmado el dictamen de mayoría, para llevar el proyecto de Presupuesto sin mayores modificaciones al recinto. Franco y Mizrahi habían firmado un dictamen en minoría, donde eliminan los superpoderes: la posibilidad de que la Intendencia redefina el destino de ciertas partidas sin la autorización del Concejo Deliberante.

El recinto estará en un momento político tenso: en dos semanas se producirá la renovación de autoridades de la Mesa Directiva y, como la oposición alcanzó la mayoría este año, podría arrebatarle la presidencia al alfarista Javier Aybar.

Comentarios