Memorias de un hedonista del rock

Crónica de época, a la vez que testimonio personal, de un hombre que ha decidido vivir todas las vidas

“CON TODOS”. Samalea tocó con Sabina, Cerati, Charly, Calamaro, Melingo y Calle 13, entre muchísimos otros. lacapital.com.ar “CON TODOS”. Samalea tocó con Sabina, Cerati, Charly, Calamaro, Melingo y Calle 13, entre muchísimos otros. lacapital.com.ar
03 Noviembre 2017

BIOGRAFIA

MIENTRAS OTROS DUERMEN

FERNANDO SAMALEA

(Sudamericana - Buenos Aires) 

“Al Capone en Chicago, legionario en Mejilla, pintor en Montparnasse. Mercader en Damasco, costalero en Sevilla, negro en nueva Orleans”, canta Joaquín Sabina en La del pirata cojo, y se podría arriesgar que parece escrita para Fernando Samalea.

Publicidad

Baterista, percusionista, bandoneonista, también viajero incansable, hedonista, ambulante y de un background cultural notable, cultor del budismo y la astrología, Samalea es “un titán de la aventura, un travieso celebrante de la vida”, según palabras de Sandro Romero Rey, escritor y periodista colombiano, en uno de los prólogos (el otro es de ¡Ludovica Squirru!).

O como dice otra canción, alguien que “tocó con todos”: el mismo Sabina, Cerati, Charly, Calamaro, Melingo, Calle 13, tantos otros que es imposible enumerar y a quienes Samalea presenta de una manera original: con recreaciones de diálogos.

Publicidad

Mientras otros duermen. Una larga vigilia en el rock, su segundo libro (el anterior fue Qué es un longplay) es confesional, entre la experiencia devenida narración y una memoria privilegiada, y es dinámico, con el vértigo de un viaje continuo o una canción de música ligera. Registra anécdotas hilarantes, un continuo “deambular por distintos proyectos”, discos solistas, cambios de época -del vinilo al CD y de ahí a Internet-, los conceptos de amistad, los métodos y obsesiones de trabajo, los vicios, vaivenes y nocturnidades del mundillo del rock, y debe su título a una ocurrencia -una más- de García: “Charly, vos deberías descansar”, le dice alguien, a lo que García responde: “Mientras otros duermen...”.

Con citas a Keith Richards, Virginia Woolf y Groucho Marx y una cuidada selección de fotografías, Mientras otros duermen rinde culto a los colegas, por fuera del protagonismo propio del autor, y hace, al menos, un par de preguntas: ¿puede un hombre vivir tantas vidas en una sola? ¿Y cuántas canciones de cuántos músicos puede entrar en esas tantas vidas? Vidas que, claro, como oyentes y como lectores, nos gustaría vivir. Que para eso tenemos las canciones y los libros.

© LA GACETA

Hernán Carbonel

Tamaño texto
Comentarios