El día que Boudou, recién procesado, presidió los actos del 9 de Julio en Tucumán

En 2014, el ex vicepresidente de la Nación reemplazó a Cristina Kirchner. Hoy quedó detenido por ser supuesto jefe de una asociación ilícita.

03 Nov 2017
1

EN LA CASA HISTÓRICA. Beatriz Rojkés, José Alperovich y Amado Boudou - LA GACETA / DIEGO ARÁOZ

Muy lejos de las luces del poder, Amado Boudou fue detenido hoy como supuesto jefe de una asociación ilícitapor orden del juez federal Ariel Lijo. También fue detenido su socio y supuesto testaferro, José María Nuñez Carmona, mientras que el magistrado citó a declaración indagatoria sin ordenar apresar a la ex novia del ex compañero de fórmula de Cristina Kirchner, Agustina Kampfer.

Hace poco más de tres años, se iniciaba el declive político y judicial de Boudou en consonancia con su procesamiento en la causa Ciccone. Y por aquellos días visitó Tucumán. El 9 de julio de 2014, toda la prensa nacional tuvo los ojos puestos en nuestra provincia. Y no fue precisamente por la celebración del Día de la Independencia en sí mismo, sino porque era la primera vez que el vicepresidente encabezaba un acto público luego de su procesamiento (Cristina no había podido viajar).

Si bien la presencia de Boudou en Tucumán se puso en dudas hasta el último momento -dada la situación política y judicial que atravesaba el vicepresidente en ese momento- el gobernador de aquel entonces, José Alperovich, informó públicamente que el titular del Senado representaría a la presidenta durante los actos.

A diferencia de lo que ocurría habitualmente con las visitas de Cristina, esta vez el acto se hizo en teatro Mercedes Sosa y no en el Hipódromo. Al terminar su discurso, Boudou recibió el saludo de Alperovich y de Oscar Parrilli.

"Boudou logró hacer un acto especial que quedará marcado en la historia por todo lo que está viviendo el vicepresidente", declaró en aquel entonces Mauricio Macri, jefe de Gobierno porteño ene se entonces, quien fustigó: "siguen haciendo como si nada pasase".


La decisión de Cristina Kirchner de enviar a Boudou a Tucumán para que presida la ceremonia por un nuevo aniversario del Día de la Independencia generó el repudio de los dirigentes de la oposición debido a la situación procesal del vice.

El diputado macrista Pablo Tonelli sostuvo que era "una ofensa" para la Argentina que "uno de los días más importantes de nuestras fechas patrias lo encabece alguien tan severamente cuestionado y sospechado de haber incurrido en intentos de corrupción".

"Es una vergüenza para el país", destacó Tonelli, y argumentó que Boudou está "procesado en una causa penal, tiene un llamado a indagatoria y está acusado de gravísimos delitos de corrupción".

En Esta Nota

Amado Boudou
Comentarios