La interna en el oficialismo se dirime en el Concejo Deliberante

El mandato de la mesa de conducción finaliza el 17 de este mes. Alperovich y Jaldo tienen sus candidatos y esperan contar con el apoyo del bussismo Disputa por la renovación de autoridades

01 Nov 2017
1

La interna en el Partido Justicialista con miras a las elecciones provinciales de 2019 llegó al Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán. Como la oposición al intendente Germán Alfaro (Cambiemos), alcanzó este año la mayoría en el cuerpo, en los bloques Tucumán Crece-PJ, Restauración Peronista y Fuerza Republicana (FR) dan por sentado que podrán arrebatarle la presidencia al interbloque Acuerdo para el Bicentenario-Cambiemos. Para ello, el peronismo ligado a la Casa de Gobierno necesita del acompañamiento del bussismo: las dos bancas de FR serán las que inclinen la balanza.

El mandato del presidente, Javier Aybar, y de los vicepresidentes primero y segundo, Raúl Pellegrini y Roberto Ávila, vence el 17 de noviembre. El artículo 33 del Reglamento Interno establece que la renovación debe realizarse dentro de los 10 días anteriores al vencimiento del mandato (en caso de que no se convoque a una sesión antes de la fecha límite, la mesa directiva continuará en funciones hasta que se realice la convocatoria).

Prioridades

El llamado de la sesión podría retrasarse por dos motivos. Por un lado, porque hay tres expedientes que prometen polémica y cuyo tratamiento es urgente: el proyecto de Presupuesto 2017 (aun no fue aprobado, a tres meses de fin de año), la Cuenta de Inversión de 2016 (deben tratarla antes del 30 de noviembre o quedará aprobada de manera ficta), y el proyecto de Presupuesto 2018. Y por otro, por los fondos: los $200 millones presupuestados para el Concejo en el Presupuesto de 2017 serían insuficientes. Es la única cifra que se mantiene igual respecto al Presupuesto 2016, pese a la inflación y los aumentos salariales.

Los siete concejales de Tucumán Crece-PJ se reunieron el lunes a la tarde en la Legislatura con Jaldo. Del mitin participó también el peronista José María Franco. Allí el vicegobernador les planteó a Dante Loza, Graciela Suárez de Cano, Matías Figueroa, Dolores Medina, María Belén Cruzado Sánchez, Juan Luis Pérez, David Mizrahi y a Franco que definan con tranquilidad a quién propondrían para la presidencia del cuerpo. Desde comienzos de octubre que el tranqueño, ganador de las elecciones en las que se eligieron cuatro bancas de la Cámara de Diputados, había declarado por lo bajo que tenía a dos favoritos para conducir el Concejo: Pérez o Suárez de Cano (esposo del legislador Ramón Santiago Cano, que encabeza el bloque oficialista Tucumán Crece en la Legislatura). El senador José Alperovich también eligió a su favorito para presidir el Concejo: Loza. Quien aún no definió a su delfín es el gobernador, Juan Manzur. En los pasillos del cuerpo vecinal varios ediles consideran que la definición del mandatario provincial depurará la propuesta. Más allá de si Loza, Suárez de Cano o Pérez son candidateados para presidente, la fórmula se completaría -según trascendidos- por Ricardo Bussi y Franco (como vicepresidentes). Al margen de la interna entre Jaldo, Alperovich y Manzur, los peronistas alineados a Casa de Gobierno insisten en que sólo podrán alcanzar la presidencia del cuerpo si suman 10 votos.

A pesar de que las matemáticas no están de su lado, en el bloque afín al intendente tienen confianza en que podrán retener la presidencia: esperan que los cortocircuitos entre los ediles del PJ diluyan las propuestas de los opositores, y así poder seducir a los dos ediles de FR: Bussi y Eduardo Verón Guerra.

Comentarios