“No le gustaba la tecnología, ahora le encanta la materia computación”

28 Oct 2017

Las madres sostienen que no todo es tan malo y resaltan las cosas que se aprenden gracias a las tablets. Lorena Olivera es abogada y mamá de Bernabé (5) y Justina (2). Cuenta que siempre estuvo en contra de que los chicos tuvieran un dispositivo de este tipo porque ella se siente “chapada a la antigua” y prefiere que sus hijos lean libros y jueguen en la vereda con amigos.

“Resulta que mi hijo Bernabé se ganó una tablet en un sorteo para el Día del Niño. Creo que esto marcó un antes y un después en la vida de él. Primero la usaba para ver dibujos animados y después empezó con los juegos didácticos”, describe la mamá. “A él no le gustaba la tecnología, ni se acercaba a la computadora, y en el colegio eso era un problema. Ahora le encanta la materia de computación, fue descubriendo cosas. Yo creo que la tecnología es muy útil, pero con límites. No lo dejo a él ni a su hermana que estén muchas horas con las pantallas. A ella le encanta: juega, baila y canta... todo con la tablet. Me sorprende la forma en que se desenvuelve”, resalta.

Romina Vázquez (36) cuenta que su hijo, Christian (6), avanzó mucho en el aprendizaje de letras e, incluso, empezó a identificar palabras gracias a la tablet. “Le costaba mucho. Eso sí, le encanta escribir en la pantalla y no en el papel”, explica la mamá, que es secretaria en un consultorio médico.

Comentarios