El estado de salud definirá dónde es alojado De Vido

El diputado es sometido a chequeos médicos

27 Oct 2017

BUENOS AIRES.- El ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo, Julio De Vido continuó ayer siendo sometido a los estudios médicos correspondientes en el penal de Ezeiza, donde se encuentra detenido desde el miércoles al atardecer, luego de ser desaforado de la Cámara de Diputados acusado por presuntos delitos de corrupción.

En función de los resultados que arrojen los estudios médicos, el juez federal Luis Rodríguez -a cargo de la causa Río Turbio- decidirá el lugar de alojamiento definitivo del ex funcionario

Según el parte médico realizado en el Hospital Central Penitenciario I (HCP), ubicado en esa cárcel, estaba previsto realizarle a De Vido una ecografía abdominal, ecocardiograma, y ecodopler de vasos del cuello. Además, se harán interconsultas en cardiología, diabetología y nutrición, precisó el informe sanitario que trascendió en las últimas horas a la prensa.

De Vido, de 67 años, ingresó (el miércoles) a las 19.45 al HCP 1, donde manifestó como “antecedentes: diabetes insulino requiriente, taquicardia, asma crónica y coronariopatía no quirúrgica”.

Tras detallar una serie de medicación que toma De Vido habitualmente, en el parte médico se precisó que el ex funcionario “al ingreso deambula por sus medios y sin dificultad, lúcido, afebril, no foco neurológico, no signos meníngeos, hemodinámicamente estable, y buena entrada de aire bilateral”.

“No presenta patología aguda al momento del examen clínico, laboratorio dentro de límites normales”, según se comprobó en los primeros exámenes realizados el miércoles en el hospital carcelario.

Maximiliano Rusconi, abogado de De Vido contó que su cliente es diabético y “llevó insulina para 10 días”. En declaraciones a radio Rivadavia, el defensor del ex ministro relató que aún -por ayer a la mañana- no pudo ver a De Vido tras su detención, pero dijo que no le “sorprende que esté deprimido” porque, a su juicio, “es víctima de un conjunto de decisiones alejadas del estado de derecho”.

Rusconi, afirmó que “por ahora” no pedirá el beneficio de la prisión domiciliaria para el ex ministro kirchnerista. Y descartó que su defendido vaya a “hablar” para involucrar a otros ex funcionarios, y advirtió que esas maniobras son “extorsiones”. El abogado también cuestionó el desafuero y posterior detención de su defendido al señalar que en Diputados “se abandonó el Estado de Derecho”. (DyN/Télam)

Comentarios