Para robarle, le perforaron el pulmón de una puñalada

Al joven de 22 años, que se halla grave, sólo le quitaron un celular y un cargador. Está en coma inducido tras una operación y se encuentra conectado a un respirador artificial. Lo atacaron desde atrás.

25 Oct 2017
1

ANGUSTIADA. La madre del joven relató cada paso que dio esa noche. la gaceta / foto de hector peralta

Apenas pasada la medianoche del lunes, Jesús Maximiliano Figueroa (22) salió de la casa de una amiga, en barrio Echeverría. “Ya voy. Te amo, sos la persona más importante de mi vida”, le avisó por mensajes a su madre Cecilia Luna, aunque el trayecto hasta su casa era corto, apenas de cuatro cuadras. Pero el joven nunca llegó. Apenas se alejó algunos metros de la vivienda de su amiga, dos hombres lo atacaron por la espalda para robarle y uno le pegó una puñalada que le atravesó el pulmón derecho. Ahora se encuentra en coma inducido, en grave estado.

“Él trabaja de 7 a 19 cuidando a un señor, como un enfermero particular. Cuando llegó a la casa me dijo que se iba a una concesionaria porque estaba pensando en comprarse una moto. Después volvió, me contó que el plan de pago no era como lo habían acordado y que se iba a ir a hablar con una amiga para ver cómo podía hacer con ese tema. A la medianoche me avisó que ya volvía. Sólo tenía una carpeta en las manos, de ese plan de la moto, no sé qué querían robarle. No tenía la mochila porque la había dejado acá. Sólo le pudieron quitar el celular y un cargador portátil, ni siquiera la billetera le robaron”, comentó su madre.

Según lo que pudo saber la familia, una vecina vio el episodio -ocurrido en Sargento Cabral al 2.000- y comenzó a gritar hasta que aparecieron dos policías. Si bien los asaltantes ya se habían esfumado, los efectivos pudieron asistir de inmediato a Figueroa. Lo subieron a una patrulla y lo llevaron hasta el Centro de Salud, donde ingresó grave.

Lo operaron de urgencia

“Nos dijeron que estaba crítico y lo llevaron al quirófano. De la operación salió inconsciente y sigue en coma, conectado a un respirador artificial. Esa máquina lo está haciendo vivir a mi hijo”, lamentó la mujer, que estima que lo atacaron sin mediar palabra.

Los vecinos del barrio Echeverría se mostraron conmocionados. Dijeron que la zona es muy insegura. “Asaltos tenemos todos los días, aunque no suelen terminar así. Pero estamos expuestos a tragedias todos los días”, señaló Victoria Almirón. “La Policía se ve, pero los ladrones no son tontos. Se van fijando adónde están para atacar en otro lado”, agregó Santiago Larrea.

A través de los datos que pudieron dar testigos, ayer la comisaría 14° aprehendió a un joven de 20 años que habría sido uno de los asaltantes. Hoy prestará declaración en Tribunales, ante la fiscala Adriana Reinoso Cuello.

“Mi hijo es un buen chico. Es soltero, no tiene hijos y vive conmigo y sus tres hermanas. Sólo trabaja, no estaba estudiando y sueña con tener su moto. Todos estamos esperando que se mejore”, rogó Luna.

Comentarios