Se espera que el BCRA mantenga la tasa, mientras se renuevan vencimientos de Lebac

La entidad se resiste a subirla porque eso induciría a una reducción en el nivel de consumo.

17 Oct 2017
1

PREELECTORAL. El Banco Central vuelve a estar en el centro de la escena. telam

BUENOS AIRES.- El Banco Central (BCRA) volverá a ocupar esta semana el centro de la escena cuando hoy busque renovar los vencimientos de Letras (Lebac) y el miércoles defina una nueva tasa de política monetaria.

El BCRA deberá renovar vencimientos de Lebac por $ 381.044 millones, lo cual representa 34% del stock total calculado en unos $ 1,12 billón. “No va a ser tan importante esta renovación porque han logrado atrasar bastante los vencimientos”, indicó Santiago López Alfaro, director de Delphos Investment quien sugirió por “lo que vino ofreciendo en el mercado secundario estimo que mantendrá la tasa en niveles que pagó en los últimos días que se ubicó en torno del 27%”.

El mercado descuenta que la autoridad monetaria mantendría la tasa de interés, habida cuenta del aumento de la tasa de inflación que en septiembre se ubicó en el 1,9% mensual. Tampoco el Central quiere subir la tasa debido a que ello llevaría a inducir a una baja en el consumo afectando el nivel de actividad. Menos aun, una baja en la tasa porque ello aceleraría la inflación e impactaría de lleno en el tipo de cambio. De modo que en el menú del Comité de Política Monetaria de hoy resulta difícil contemplar que la baja de tasas forme parte. Ni los analistas ni los operadores del mercado esperan movimientos bruscos.

En el mercado secundario de Lebac se observó cierta calma. Desde la última licitación, los rendimientos estuvieron operando apenas por encima de las tasas de corte, en realidad estuvieron bien alineadas. Así la tasa más corta en el mercado secundario ronda entre el 26,35% y 26.45%, luego se eleva (conforme a los deseos y señales emitidas por el BCRA) a medida que se extiende el plazo y entre la letra que vence a 100 días y la de 200 días la tasa se ubica entre 27,17% y 27,36%.

En el BCRA, están convencidos que la política monetaria por sí sola no alcanza para contener la inflación y que lo que se requiere es un accionar más contundente por parte del Palacio de Hacienda.

Los requerimientos del Tesoro para financiar el déficit fiscal resultaron contraproducentes para frenar la inflación. El arrastre de agosto sobre el septiembre en cuanto a la expansión de los agregados monetarios, resultó ser el alimento principal de la inflación.

Sin embargo, el BCRA redujo significativamente el ritmo de expansión por debajo del 25% anual.

En lo que va de 2017 la base monetaria creció $ 66.477 millones. Tanto por Adelantos Transitorios, Transferencia de Utilidades como por la compra de dólares al Tesoro, el BCRA emitió $ 320.699 millones (más del 36% de la base).

La contracara fue la absorción vía Lebac por $ 291.447 millones para retirar parte de los pesos excedentes. Pero como la demanda de dinero no acompañó con la misma intensidad el ritmo de emisión, por algún vaso comunicante la inflación se hizo sentir. (DyN-Télam)

Comentarios