Construyen un puente peatonal para evitar los peligros del tránsito en Jujuy al 2.100

Maestros y alumnos de la escuela Griet podrán llegar al establecimiento sin riesgos una vez que se inaugure la pasarela que está en construcción.

17 Oct 2017

A Dolores Pereira le gustaría tener cuatro ojos. Lo dice un poco en broma, pero más en serio. A sus 74 años afirma que es casi imposible cruzar la avenida Jujuy al 2.100, justo en la intersección con la calle Magallanes, que tiene doble mano. Los autos pasan a toda velocidad a pesar de que una cuadra antes hay semáforos en ambos lados y que en esa esquina está la populosa escuela Guillermo Griet. Por ello, los vecinos celebran la construcción de un puente peatonal en la tan bulliciosa y peligrosa avenida.

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán inició el viernes la construcción de la pasarela que cruzará la Jujuy, frente a la escuela, para facilitar el acceso a los estudiantes y docentes que concurren al establecimiento. “Este era un reclamo especial de los chicos, que vienen de Villa Amalia y del barrio Capitán Giachino y tienen que cruzar esta avenida tan transitada”, dijo el intendente Germán Alfaro, que el viernes supervisó el avance de las obras. El jefe municipal comentó que el puente era solicitado por los maestros, por los padres de los alumnos y hasta por los vecinos que no tenían chicos en la escuela.

Justamente, Jéssica Brito, que vive en la zona, resaltó la necesidad de un puente para evitar que las maestras salgan a la calle a tratar de parar el intenso tránsito y para no cruzar en época de lluvias, cuando toda la zona se inunda. Allí hasta doblan en “U” por la misma avenida y los vehículos superan los 60 km por hora permitidos en el carril de alta velocidad.

Sumado a esos datos que saltan a simple vista, por allí circulan más de 4.900 vehículos por hora, según los cálculos de la Dirección de Tránsito Operativo. Se trata de la entrada a la ciudad con la mayor cantidad de autos, camiones y motocicletas (cifra compartida con la entrada por San Cayetano). Después le sigue la avenida Francisco de Aguirre, con 4.650.

Más reclamos

Los problemas no terminan allí, los vecinos reclaman que haya control del tránsito, que instalen las veredas que faltan y que la SAT arregle las múltiples roturas de cloacas que “perfuman” la zona a toda hora. “Acá pasan en rojo, no les importa nada porque tampoco hay control de ningún tipo: ni de Tránsito ni de la Policía. Los semáforos muchas veces no andan. Hace unos días una moto casi aplasta a un chico de la escuela Griet. Creo que fue la gota que colmó el vaso y que por eso iniciaron la obra del puente peatonal”, comentó Valeria Cuevas, de 19 años, que vive a unas cuadras del futuro paso, del cual hoy sólo se ve la estructura de cemento.

Alfaro comentó que el puente contará con rampas para discapacitados. “Esto dará más seguridad para los estudiantes de esta escuela”, enfatizó. Durante el recorrido, el intendente estuvo acompañado por los secretarios de Obras Públicas, Luis Chrestia; y de Gobierno, Walter Berarducci, entre otros funcionarios.

Berarducci detalló que se trata de un puente de hormigón premoldeado (el piso y la pared), que tendrá un ancho de 1,20 metro, de largo medirá 20 metros y la altura será de 4,70 metros (“lo que garantiza el paso de cualquier vehículo permitido para circular por la legislación vigente”). Agregó que se accederá a través de una rampa de hormigón para la fácil accesibilidad de los discapacitados, tendrá iluminación, estará señalizado y estará recubierto por una estructura metálica de seguridad (tipo jaula) para evitar caídas o que se arrojen cosas a la avenida. El plazo de finalización será aproximadamente de un mes, agregó.

“Tenemos al peatón como actor prioritario dentro de lo que es la movilidad urbana. Por ello entendemos la innegable importancia de beneficiar el cruce peatonal en la escuela, que tiene alta concurrencia. Es cierto que perderán unos segundos para cruzar, pero esos segundos podrán hacer la diferencia entre la vida y la muerte de un niño o un familiar que lleva al chico a la escuela”, sostuvo Berarducci.

Nuevos pasos

Por otra parte, apuntó que hay otro pedido de puente peatonal que ya tiene el visto bueno por parte del intendente. “Hay un pedido formal hecho por las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán para que se instale un puente en la avenida Benjamín Aráoz, frente a las Facultades de Educación Física y de Filosofía y Letras. Esto es muy necesario debido a la concurrencia de estudiantes, a pesar de que hay otro puente a unos 400 metros. Teniendo en cuenta nuestras prioridades, el intendente accedió al pedido. Ahora estamos evaluando los estudios pertinentes”, comentó.


Comentarios