La palabra entregada

Poesía reunida de Rodolfo Alonso

15 Oct 2017
1

ALONSO.Una obra para repensar la poesía contemporánea.

COMPILACIÓN

EL USO DE LA PALABRA

RODOLFO ALONSO

(Eduvim - Córdoba) 

La trayectoria del poeta, traductor, ensayista y ex editor argentino Rodolfo Alonso (1934), es tan amplia como notable. Figura reconocida de la poesía iberoamericana, primer traductor en América Latina de Fernando Pessoa (primero a la vez de sus heterónimos en castellano), antologías y libros suyos circulan tanto en Europa como América Latina con renovado interés. Hoy, Editorial Universitaria de Villa María continúa publicando su poesía reunida con quien ya editó anteriormente Lengua viva (1968-1993); volúmenes que no respetan la cronología de las publicaciones originales, y que han sido compilados por el propio Alonso. Se trata de un rescate que permite repensar la situación de la poesía contemporánea.

El uso de la palabra reúne seis poemarios aparecidos entre 1956 y 1983, etapa clave en la producción poética de este infatigable autor. En él se podrá apreciar todo un arco de matices de un poeta exigente con el uso de una voz que se manifiesta siempre precisa. La experiencia de una larga y fecunda vida, vuelta lenguaje personal. Entre dientes (1963), Hablar claro (1964), Relaciones (1968), Hago el amor (1969), Guitarrón (1975) y Alrededores (1983), operaciones líricas donde Alonso mejor sondea el misterio del poema, siempre a través de La palabra / entreabierta / La palabra entrañable / La palabra entregada.

Sensible -jamás sensiblero-, lúcido (“Contra la soledad contra la muerte/ la vida invade los intersticios de la nada”), generoso en su accesibilidad. En suma, esta obra reunida delínea una personalidad férrea en sus posiciones frente a la vida, despojada de toda grandilocuencia, templada en la observación minuciosa, que no guarda nada de lo que siente y lo que piensa. Una poética que puede sacarnos del tiempo y del espacio para así contemplar el mundo de forma disímil.

Escrupulosamente conformada, la edición cuenta con los prólogos orginales, no ocurre lo mismo con las ilustraciones. Fernand Verhesen firma el prólogo integral. Curiosamente el voluminoso tomo se abre con una cita de Alain Fournier, autor dilecto de Jorge Teillier, otro admirable poeta de la lengua castellana.

© LA GACETA

Augusto Munaro

Comentarios