La vicepresidenta española cargó con dureza contra el jefe del Gobierno catalán

Sáenz de Santamaría dijo que Puidgemont quiere apropiarse de la voluntad del pueblo con un referéndum que no se ha producido. “No sabe dónde está, a dónde va y con quién quiere ir”

11 Oct 2017
1

DENTRO DE LA LEY. La vice de Rajoy pide el respeto por las reglas de juego. reuters

MADRID.- El Gobierno de España respondió con una negativa contundente a la propuesta del jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, que declaró y suspendió ayer de inmediato la independencia unilateral de la región para pedir diálogo a Madrid.

“El Gobierno no puede aceptar que se dé validez a la ley catalana del referéndum porque está suspendida por el Constitucional. La Generalitat no puede exhibir los resultados del 1 de octubre porque fue un acto ilegal y sin garantías”, dijo la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, en la primera reacción oficial del Ejecutivo al discurso de Puigdemont.

La “número dos” de Mariano Rajoy consideró además inaceptable que en el “Parlament” se constate que la mayoría de catalanes desean un Estado independiente.

Rajoy está manteniendo contacto con los partidos políticos en busca de “máximo consenso” y convocó un consejo de ministros extraordinario para hoy para analizar la respuesta al nuevo paso del Puigdemont, añadió Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta respondió así al discurso de Puigdemont en el que el líder catalán dijo asumir “el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república” tras el referéndum del 1 de octubre suspendido por la Justicia.

“No pueden sacar conclusiones y consecuencias de una ley que no existe, un referéndum que no se ha producido y una voluntad del pueblo de la que una vez más quieren apropiarse”, señaló la vicepresidenta.

“Tras haber llegado tan lejos y embarcado a Cataluña en el mayor nivel de tensión e incertidumbre de su historia, el discurso de Puigdemont fue el de una persona que no sabe dónde está, a dónde va y con quién quiere ir”, acusó.

Sobre la mano tendida por el líder catalán en busca de una solución negociada, se mostró inflexible: “Puigdemont no puede imponer una mediación sin volver democracia y legalidad”. El diálogo “se hace dentro de la ley respetando las reglas del juego y no inventándolas a su conveniencia”.

El Gobierno central adoptará mañana los próximos pasos tras consultar con los líderes de los distintos partidos políticos. Rajoy, señaló Sáenz de Santamaría, quiere “el máximo consenso político” para su reacción.

Rajoy comparecerá además mañana a petición propia en el Congreso de los Diputados en Madrid para informar de la situación.

No la reconocerán

El Gobierno de México “no reconocerá a una Cataluña independiente”, dijo hoy el ministro de Relaciones Exteriores mexicano, Luis Videgaray, que abogó por que se logre una solución pacífica y respetuosa de la Constitución española.

“España es un país entrañable para México. Nos une la historia y las oportunidades en el presente y en el futuro. México es un aliado fundamental y un amigo de España”, dijo Videgaray en una comparecencia en el Senado. (DPA)

"Que no haga nada irreversible"

MADRID.- La presión nacional e internacional continuó ayer en las horas previas a la comparecencia de Puigdemont. “Quiero pedirle que no haga nada irreversible, que no emprenda un camino que no tenga vuelta”, reclamó el portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo.

La Unión Europea (UE) volvió a recordar que una Cataluña independiente quedaría fuera del bloque y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, urgió a Puigdemont “a no avanzar en una decisión que haría imposible el diálogo”. Desde Washington, el economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Maurice Obstfeld, admitió la “preocupación” por la crisis y alertó de que podría tener efectos colaterales “en Portugal y otros países de Europa”.

También el presidente de Francia, Emmanuel Macron, consideró desde Francia que la UE no debe mediar en el conflicto porque de ese modo “se estaría tratando de igual forma al presidente catalán y al presidente del Gobierno español”, respaldando la postura de Rajoy y dando la espalda a Puigdemont.

Mariano Rajoy comparecerá hoy ante el Congreso de los Diputados. Madrid insiste en frenar una independencia, incluida la posible intervención o suspensión de la autonomía de la región. (DPA)

En Esta Nota

Mariano Rajoy Cataluña
Comentarios