Un ex fiscal le dio $ 758.000 y ahora tendrá que devolverlos

La Corte convalidó la orden de restituir el dinero mal secuestrado por Herrera en 2014. Los jueces Gandur, Goane y Macoritto rechazaron el recurso del querellante obligado a entregar los fondos a la Fiscalía N°10.

09 Oct 2017
1

EL ALTO TRIBUNAL. En el pronuncimiento, hubo un voto en disidencia. la gaceta / foto de franco vera

No prosperó el último remedio que le quedaba al querellante Pablo Exequiel Pérez para evitar la devolución de los $ 758.000 que el ex fiscal Guillermo Herrera (N°10) le había entregado en 2014. El 21 de septiembre, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán rechazó el recurso de queja de Pérez con los votos de los vocales Antonio Gandur y René Goane, y del camarista penal Rafael Macoritto mientras que el vocal Daniel Posse votó en disidencia. Esta sentencia ratificó la de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción que consideró que el dinero había sido mal secuestrado y, por ende, correspondía restituirlo a la Fiscalía N°10.

La Corte desestimó la queja arguyendo que la resolución atacada no cerraba el proceso y que no había que perturbar su desarrollo. Según Gandur (preopinante de la mayoría), Goane y Macoritto (intervino por la excusación de Antonio Estofán y la licencia de Claudia Sbdar), la cuestión carecía de gravedad institucional en la medida en la que sólo interesaba a Pérez, criterio con el que Posse discrepó.

El secuestro indebido de los $ 758.000 (suma que permitía adquirir U$S 94.000) ocurrió en un allanamiento practicado el 24 de junio de 2014. Según el expediente, el ex fiscal Herrera sólo estaba habilitado para llevarse documentos de papel y digitales referidos a la administración de los bienes de la sucesión de Miguel Antonio Pérez que había en las oficinas de Ángel Victoriano Pérez (Galería “Paseo Español”, en San Martín y Maipú). El acta relata que, durante el allanamiento, apareció una mochila azul con los fajos de billetes de $ 100. Frente a ese hallazgo, la ayudante fiscal Patricia Carugatti consultó a Herrera quien, según el acta, le ordenó que tomara el dinero. Dos horas más tarde, el ex fiscal entregó los fajos al denunciante Pablo Exequiel Pérez sin que este los solicitara, según dice la sentencia de la Cámara de Apelaciones.

El trámite del caso “Pérez” dio pie a la apertura de una causa penal en contra de Herrera, quien también afronta acusaciones por su proceder en “Teves” y “Rigourd”, entre otros procesos. Todos esos expedientes están paralizados o avanzaron apenas desde 2015 cuando, acorralado por los cuestionamientos y las auditorías comprometedoras, Herrera renunció para acogerse a la jubilación.

Comentarios