“La plata debe volver a la gente y no terminar en los funcionarios”

Berarducci criticó las prioridades de Manzur

07 Oct 2017
1

Que no hay irregularidades, que no se trata de una maniobra electoral y que la Intendencia sí puede ayudar económicamente a vecinos que residan fuera de la capital. Walter Berarducci, secretario de Gobierno de la municipalidad, defendió la entrega de $2,2 millones en subsidios y aprovechó para criticar a la gestión del gobernador, Juan Manzur.

“Consideramos que los recursos públicos tienen que volver a la gente y no que terminen en la caja fuerte de un funcionario provincial o en la entrega de viviendas sociales a un legislador. Luchamos contra una matriz política que hundió Tucumán durante 14 años”, aseguró Berarducci.

El funcionario del intendente capitalino, Germán Alfaro, justificó la entrega de ayudas sociales por parte de la Municipalidad. Concejales opositores a la intendencia aseguraron que el reparto de fondos, en plena campaña electoral, tenía como fin la compra de voluntades en los distritos donde peor resultado electoral había obtenido la lista de Cambiemos en las PASO. Según el decreto 3.810, se autorizó la entrega de $1.500 a más de 800 ciudadanos de la capital y de otras localidades de la provincia.

“Todo el año”

“La gestión del intendente se caracteriza por dos cosas: la realización de obras con fondos propios y en zonas vulnerables de la ciudad, y la asistencia y promoción social. Estas acciones las realizamos todo el año. Es una política de Estado”, defendió Berarducci. El funcionario capitalino, tercer suplente de la lista de Cambiemos a diputado nacional, enumeró como parte de la política social municipal la implementación del boleto estudiantil gratuito, la entrega de subsidios y mobiliario a vecinos.

Consultado acerca de si la asistencia se incrementó a raíz de la crisis económica, el funcionario aseguró que la situación social en la provincia es delicada desde hace muchos años. “Tucumán está inmerso en una crisis permanente en lo económico, social y cultural. Esto responde a una matriz política que implementó el alperovichismo y que continúa el manzurismo. Lo reflejan los medios: entregan viviendas sociales a legisladores y no a quienes lo necesitan. Los fondos y recursos provinciales y nacionales no fueron nunca destinados a atacar las necesidades reales, sino que directamente fueron a parar a bolsillos de legisladores o políticos. No quiero hacer mella de que la crisis nacional hoy está impactando en los tucumanos, Tucumán vive en una crisis social desde hace 14 años”, se explayó.

Berarducci ejemplificó su crítica al Gobierno provincial con una acordada del Tribunal de Cuentas. “El manzurismo se dedica al pan y circo en vez de ayudar a los tucumanos. Para el Festival de la Luna gastaron $ 24,8 millones. Esto fue observado por el Tribunal de Cuentas en el acuerdo 3.948, en donde reza que en las actuaciones no constan los informes técnicos de la repartición respecto a la razonabilidad de los precios de la contratación de artistas y de la logística. Y en la parte resolutiva requiere al Ente de Turismo que dé cumplimiento a lo señalado y que se abstenga de realizar el festival hasta que no se cumpla con la documentación. La Provincia no tiene fondos para obra pública o para mejorar el servicio de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT), pero sí para un espectáculo musical. Gastarán en una noche más que el presupuesto de la Secretaría de Adicciones en todo el año”, finalizó.

Comentarios