La Selección se juega buena parte de sus chances de llegar a Rusia esta noche frente a Perú

05 Oct 2017
2

SOLO NO PUEDE. Messi es el hombre clave de Argentina, pero necesita compañía. reuters

BUENOS AIRES.- En principio, las posibilidades en un partido por los puntos son tres: ganar, empatar o perder. Sin embargo, para la Selección, la única que valdrá esta noche, a las 20.30, frente a Perú será la primera. Cualquiera de las otras dos lo dejará en serio riesgo de quedar fuera del Mundial de Rusia, ya que estará obligada a ganar en la altura de Quito y, quizás, depender de otros resultados. Situación incómoda por donde se la mire para un equipo que no contagia optimismo pese a disponer de algunos de los jugadores mejor cotizados del mundo, con Lionel Messi a la cabeza.

Otra vez se cruza Perú en un momento determinante para Argentina. El seleccionado incaico le propinó a la Selección acaso uno de los peores golpes de su historia al dejarlo fuera del Mundial de México 1970 con el recordado empate, también en La Bombonera. Los antecedentes más cercanos en encuentros decisivos son el empate 2-2 en el Monumental en 1985, cuando Ricardo Gareca, hoy técnico peruano, le dio la clasificación a los dirigidos por Carlos Bilardo, y el agónico triunfo en 2009, también en el estadio de River, con el gol de Martín Palermo bajo una lluvia torrencial, que le permitió al equipo conducido por Diego Maradona visitar a Uruguay en la última fecha necesitando apenas un empate para clasificarse al Mundial de Sudáfrica.

El traslado al mítico estadio de Boca a fin de capitalizar el clima intenso que genera la cercanía de las tribunas al campo de juego implica reconocer la falta de confianza que despierta el juego de la Selección.

Perú está igualado en puntos con Argentina (24), pero lo aventaja en diferencia de gol y por eso ocupa hoy el cuarto puesto, el último de acceso directo a Rusia, mientras que la “Albiceleste” está quinta, en zona de repechaje.

Apurado por las circunstancias, Jorge Sampaoli parece decidido a arriesgarse. En pocas horas de prácticas probó cerca de media docena de variantes, con Messi primero por izquierda, luego como extremo derecho, mientras que Darío Benedetto y Mauro Icardi se alternaron como posibles centrodelanteros. Finalmente, el DT resolvió dilatar hasta hoy la definición del equipo titular.

Furia vs. calma

“Imagino el partido con una Argentina con mucha furia, tratando de someter al rival. El equipo va a salir con todo y no va a tener temores”, anticipó Sampaoli en conferencia de prensa, en la que además aseguró tener la seguridad y la convicción de que Argentina va a estar en el Mundial de Rusia.

Sampaoli también opinó que Perú, por el contrario, apostará por “la calma y la paciencia”. En ese sentido, destacó que el equipo incaico se encuentra en alza, con un sistema de juego consolidado y seguro.

Por otra parte, el ex DT de Sevilla reveló que la principal duda sobre el 11 titular la tiene en la conformación de la dupla de volantes centrales. En el último entrenamiento, apostó por Ever Banega y Leandro Paredes, pese a que nunca jugaron juntos, porque pueden aportarle juego a la ofensiva.

Acerca de Messi, señaló que procura que se sitúe lo más cerca posible del área rival. “Es vital en la definición, en el último tercio de la cancha”, sostuvo. (Dpa-Especial)

Comentarios