Operativo vacaciones: ¿es posible "llegar al verano" en sólo tres meses?

Comienza el calor y muchos se apuran para lucir siluetas envidiables en las playas. Especialistas tucumanos opinaron y dieron algunos consejos para mejorar el estado físico.

02 Oct 2017

Faltan tres meses para que empiecen las vacaciones y la gente comenzó a apurarse. En esta época del año, cuando la ropa es cada vez más liviana, suelen aparecer nuevamente las quejas sobre los “flotadores”, la celulitis, la flacidéz de los brazos y la cola, los rollitos que se forman en la panza cuando se sientan, entre otros. Todos quieren llegar en forma, con un poco de color y eliminar las imperfecciones en menos de tres meses pero ¿se puede? Entrenadores, nutricionistas y esteticistas opinaron sobre el tema.

Desde sus diferentes perspectivas, los profesionales coinciden en que es necesario adoptar un cuidado integral para mejorar la figura. Esto incluye: alimentación sana, entrenamiento e hidratación que se pueden complementar, o no, con tratamientos estéticos y suplementos naturales.

La pregunta clave es: ¿podemos conseguir una figura sexy para estrenar la bikini y la zunga este verano? “Depende de cómo estás y de la vida que llevás. Una persona que comienza a comer sano y hacer gimnasia puede llegar perfectamente al verano, no fibrosa pero sí mucho más cuidada”, dijo la esteticista Viviana Bader.

“Depende del peso de la persona y de la cantidad de adiposidad. Pero en tres meses puede mejorar bastante si se cuida y hace actividad física”, comentó Silvia Cáceres, otra esteticista.

Según las especialistas, para lograr un cuerpo perfecto hay tres pilares que tener en cuenta: alimentación, actividad física y tratamientos estéticos: “respetando eso, tres meses es el tiempo mínimo para poder conseguir una mejora en la piel, eliminar la adiposidad y definir los contornos”.

A esas tres ramas fundamentales, la entrenadora personal Alejandra Lazarte le sumó un ítem más: la cabeza. “El cerebro es vago y el pensamiento es lo que más nos cuesta cambiar. Hay que entender que esto es una elección de vida y algo que se hace progresivamente, día a día”, explicó.


Durante el invierno una alimentación saludable es lo que más cuesta sostener. Por eso ahora, con la llegada del sol y las altas temperaturas, es el momento ideal para comenzar una vida más sana. “El verano es una buena oportunidad para disminuir la ingesta de calorías y reemplazarla por alimentos con alto contenido de fibras, minerales y antioxidantes. Alimentos más frescos y livianos donde predominen los vegetales”, expresó la nutricionista Priscila Aiachini.

“Somos lo que comemos. No podés ir al gimnasio y después comer mal o no comer. Así nunca vas a ver el cambio”.

Lazarte afirma que los músculos se forman en la cocina más que en el gimnasio y que al “cuidado personal” hay que sumarle un buen descanso: “dormir bien es la mejor crema para rejuvenecer la piel y cuidar el organismo. Para mí es: 70% alimentación, 20% gimnasio y 10% descanso”.


Aiachini afirma que todos los movimientos que la persona hace por día son importantes y cuentan como ejercicio físico. “Caminatas, juegos al aire libre, subir escaleras, bajar del colectivo una parada antes, limpiar la casa, poner música y bailar. Todo eso suma al gasto calórico”, finalizó.

En Esta Nota

Verano 2018
Comentarios