La ayuda oficial es clave para el deporte tucumano

02 Oct 2017

Siempre resultan bienvenidos los aportes que reciben los deportistas y las instituciones que los cobijan, de parte del Estado o de instituciones de carácter público. En tiempos de crisis económicas casi permanentes, en los que con el apoyo de la actividad privada y los fondos propios no alcanza, tener este oxígeno, en todos los casos, anima a la superación personal, y también a la comunitaria. A la mayoría, la ayuda le permite concretar viajes y capacitaciones; mejorar sus planes de entrenamiento y nutrición; comprar implementos, insumos o indumentaria acorde a sus necesidades; pagar alquileres de herramientas útiles para sus tareas; construir, remodelar, ampliar, mejorar instalaciones, entre otras cosas

En nuestra provincia, la historia mediata indica que hubo una fuerte apatía oficial para volcar recursos en el deporte. Y que, cuando los hubo, se tomó en cuenta un cerrado esquema, con lo que la ayuda llegó a unos pocos. En los últimos meses, se ha notado un aumento en la cantidad de subsidios destinado a deportistas y a los clubes, en iniciativas que lideran el Gobierno provincial, la Legislatura e incluso la Caja Popular.

Por caso, el Gobierno viene materializando las ayudas económicas prometidas a los clubes que representarán a Tucumán en distintas competencias nacionales de básquet, como la Liga Argentina y el Torneo Federal. También el fútbol, el voley y el automovilismo (entre otras disciplinas) fueron receptores de aportes.

A los subsidios del Ejecutivo se suman los de la Legislatura. Desde la Cámara se dijo que a todos los equipos que representan a Tucumán se los va a ayudar para que participen en competencias nacionales e internacionales. De hecho, desde hace meses y una vez conformada una Comisión de Deportes, hubo numerosas asistencias, ya sea para deportistas, instituciones u organizaciones de eventos.

También existe la promesa de mejorar la infraestructura. La construcción del Estadio Único es una de las deudas pendientes, pero no la única. Tucumán es una provincia apasionada por el deporte pero el fervor que despiertan las diferentes disciplinas no va de la mano con los escenarios acordes para su práctica, tanto a nivel nacional como internacional. Ojalá esta vez los anuncios no queden en simple promesas y nuestra provincia pueda comenzar a recibir a las grandes citas mundialistas.

No se conocen datos de cuánto dinero se destinó, se destina o se destinará en nuestra provincia en apoyo del deporte y de los deportistas. Sí hay algunas cifras a nivel nacional, a través de programas que abarcan a todas las provincias. En septiembre del año pasado, se hizo público que Tucumán fue receptora de una remesa como parte del Programa Nacional Clubes de Argentina, y por gestión de la Secretaría de Deportes: fueron 70 instituciones las que recibieron un subsidio de $ 50.000 cada una, para ser utilizados para mejorar las instalaciones y comprar los elementos necesarios para la realización de actividades. En abril de este año, otros 70 clubes fueron subsidiados con $ 100.000.

Según publicaciones nacionales, en los más de veinte meses que tiene como funcionario el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, lleva entregados unos 250 millones de pesos en subsidios. Por datos que maneja el organismo, existen más o menos 7.000 clubes registrados, de los cuales 3.700 pueden recibir el subsidio. Es conocida la declamación del factor político en cuanto al deporte: lo definen como herramienta fundamental del desarrollo humano, espacio de inclusión y de mejoramiento de calidad de vida. De las palabras a los hechos, la sociedad aspira a que lo que se está volcando al circuito deportivo, no sea simplemente un paliativo y tenga continuidad en el tiempo, mediante una verdadera política en la materia. También, a que la distribución que se está efectuando responda a un plan lógico, sin parámetros particulares o simpatías políticas.

Comentarios