La ultraderecha alemana se divide por disidencias

La AfD obtuvo casi el 13% de los votos en las parlamentarias Frauke Petry dijo que se va porque fracasó en llevar al partido a posturas moderadas. Preocupación en Israel

27 Sep 2017
1

HASTA AQUÍ LLEGÓ. Frauke Petry no integrará el bloque de su partido. reuters

BERLÍN, Alemania.- Frauke Petry, la colíder de Alternativa para Alemania (AfD), anunció su dimisión al partido, que se convirtió el domingo en el primer grupo de extrema derecha en entrar al Parlamento nacional en más de medio siglo.

Petry, que había intentando llevar a AfD hacia un camino más moderado, dijo a reporteros: “Intentamos cambiar de rumbo, pero hay que darse cuenta cuando llegas a un punto en el que ya no es posible”.

“Tengo cinco hijos por los que soy responsable y, en última instancia, tienes que ser capaz de mirarte al espejo”, agregó.

Petry había sorprendido el lunes a la dirección del partido al decir que no sería parte del grupo parlamentario de AfD en la Cámara Baja y que será en cambio una banca independiente.

El crecimiento de la ultraderecha en Alemania ha creado una ola de alarma en todos los países. Ayer, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se mostró su preocupación por el aumento del antisemitismo, dos días después de que Alternativa para Alemania (AfD) fuese la tercera fuerza más votada en las elecciones parlamentarias.

“Israel está preocupado por el creciente antisemitismo de los últimos años entre elementos políticos de derechas e izquierdas y también elementos islámicos”, dijo Netanhayu. “Israel rechaza todo intento de negar el Holocausto”, añadió Netanyahu, que habló con la canciller alemana, Angela Merkel, ganadora de los comicios.

El presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald S. Lauder, calificó de aborrecible la entrada en el Parlamento de AfD, que consiguió un 12,6% de los votos en las elecciones. Lauder dijo que AfD es un “vergonzoso movimiento” que recuerda lo peor de la historia de Alemania y debería ser prohibido,

Las manifestaciones contrarias a este clima de creciente derechización también están en alza. Ahora, el club de fútbol teutonia 05, de la liga local de Hamburgo, suspendió a un directivo después de que éste empleara la frase nazi “Sieg Heil” después de un partido.

Bert Ehm, antiguo entrenador del club, que actualmente tenía el cargo de director general, fue despedido después de que una grabación de video confirmase que pronunciara la frase el viernes al término de un encuentro. (DPA-Reuters)

Comentarios