Expo 2017: a dominguear con los chicos

Mucho teatro, lectura, juegos y animales. Eso propone la jornada, para que los niños no se aburran ni un minuto fuera de casa.

24 Sep 2017

¿Que no hay nada para hacer los domingos? Eso ya pasó a ser una excusa (o quizás lo fue siempre). Teatro, manualidades, lectura y actividad física sacuden al día de descanso por excelencia. Y el tiempo, por lo menos a lo largo del fin de semana, está acompañando con máximas de 32 grados, según el Servicio Meteorológico Nacional.

- La diversión fuera de casa empezará a las 16 en El Árbol de Galeano (Virgen de la Merced 435). Los dueños del club cultural advierten que allí no hay peloteros, no hay animación, ni consolas de video, pero sí sobran las actividades culturales. Los chicos, acompañados por sus padres, pueden ver obras de teatro y de títeres, pintar, merendar y leer libros de la biblioteca.

Hoy es la última función de “Las aventuras de Minulín”, una creación colectiva de Ricardo Palma, Liliana Landro, María Eugenia Molina, Adriana Landro y Graciela Santi, con la dirección de Benjamín Tannure Godward. A las tablas se suben a las 17, pero desde una hora antes habrá actividades recreativas para toda la familia.

- En tanto en la Expo, en la Sociedad Rural (Camino del Perú 1050) hay muchas opciones para los chicos: el stand del Cenara (Centro de Adaptación y Reubicación Animal Municipal) tiene perritos de su albergue listos para quien quiera darles un hogar. Además, allí muestran cómo funciona el Centro de Equinoterapia. Pero los mayores atractivos son los animales de granja y eso se nota en la convocatoria: siempre hay familias enteras mirando conejos, pollitos o patos. Los conejitos se venden a $ 250 cada uno, desde los 45 días de vida.

En la agenda, para hoy están previstos diferentes espectáculos infantiles en el patio de comidas, de 14 a 19.30. Desde 1999, el show de Los Puppis es la gran atracción de la Expo para los más pequeños. Pablo Barraza, creador de la compañía, dice que hace 18 años no esperaba que su trabajo alcanzara la repercusión que sigue teniendo hasta el día de hoy. “El primer año -recuerda- empecé en la parte de atrás, y de a poco nos fuimos ganando este lugar. Ahora el Anfiteatro es exclusivo de Los Puppis”, apunta. Por eso hoy, a las 18, el divertido show de marionetas ocupará su lugar de siempre.

- En la zona del Abasto, en el Teatro Municipal Rosita Ávila (Las Piedras 1.500) sube a escena “Travesuras en la quinta”, a cargo del grupo Casa Luján, con la dirección de César Romero. La obra empieza a las 18, pero la boletería abre a partir de las 16.

- Claro que hay otra opción, con aroma a pochoclo: en todos los complejos con salas de cine están proyectando, en más de una función, dos títulos para los más chicos: “Emoji” y “Locos por las nueces”.

La Expo elige a su reina y al mejor stand

La elección de la Reina de la Expo es un clásico de la muestra más grande del campo del NOA. El certamen se llevará a cabo esta noche, y la espera será amenizada por el show de Agustina Vita. Serán candidatas las promotoras que se postulen para competir por un lugar en el podio. Como es tradicional, además de la elección de la reina y de sus princesas se premiará al mejor stand de la muestra.

Ayer, en una recorrida por la Expo, entre la multitud, Daniela Cabrera, su esposo e hijos miraban los productos de artesanía en uno de los stands. “Salimos con los chicos como para dar una vuelta. El otro día compré una taza de cerámica de regalo para un familiar y gasté $ 260, pero en estos días ya no hay más plata para compras”, contó. Daniela mide gastos, tal como manda el perfil del consumidor de hoy. El comprador promedio en la Expo ha llegado a pagar $ 150 en cada operación, según un relevamiento. Las ofertas y promociones atrajeron al visitante, que adquirió productos pequeños. “Se llevan lo que está en promoción (dos prendas por $ 200, por ejemplo). Eligen remeras para niños de la línea de videojuegos o superhéroes, además de lo tradicional, que tiene grabada la palabra ‘Tucumán’. Son los dos artículos con los que se trabaja más”, comentó Roxana Correa, propietaria del local “Xiro”.

Según Sandra Martínez, de la cooperativa Teque, los visitantes no gastan mucho y están atentos a las ofertas, con desembolsos hasta los $ 150: “pusimos precios accesibles y nos está yendo bien; pero, debido a la situación actual, la gente viene mayormente a pasear”.

La joyería se diferenció del resto, junto con la indumentaria infantil. Se podría decir que sacaron un poco de distancia al resto de los rubros, como las artesanías. “El comprador se fija en lo más económico, en lo vistoso”, expresó Jessica Iriarte, dueña de un local de bijouterie.

El patio de comidas es una parada obligatoria. “Las familias vienen a pasear y a comer”, coincidieron los feriantes. El gasto, calculado por los puestos de comidas, osciló entre $ 100 y $ 120 por persona y el consumo se orientó a lo tradicional: empanadas, sándwiches de distinto tipo o el atractivo shawarma. Pero el salamín y un trozo de queso no escapan de los antojos.

La ExpoTucumán 2017, que vive sus últimas jornadas, puede visitarse hoy y mañana de 14 a 24 y el martes a partir de las 16. La entrada general cuesta $ 80; para los espectáculos $ 100; para menores de 12 años, jubilados y estudiantes, $ 60. El gran cierre está programado para el martes con el show de Daniel Agostini.

Comentarios