Un golpe muy duro para el tenis nacional

A un año de consagrarse campeón, Argentina se fue al descenso

18 Sep 2017
1

NO LO PUEDEN CREER. El capitán Daniel Orsanic y una de las figuras, Diego Schwartzman lamentan el descenso de Argentina del grupo Mundial de la Copa Davis. telam

ASTANA.- Un contraste notorio. De un año a otro, Argentina pasó de saborear las mieles del éxito a caer al más profundo de los infiernos. El pasado 27 de noviembre conquistó por primera vez en su historia la Copa Davis; ayer se convirtió en el tercer país en la historia del torneo que se va al descenso al año siguiente de ganar la “Ensaladera de Plata”.

Mikhail Kukushkin, la figura del local, superó a Diego Schwartzman por 6-4, 6-4 y 7-6 (7-2) y decidió la suerte argentina.

El equipo “albiceleste”, que dirige Daniel Orsanic, alzó el trofeo hace 10 meses merced a una histórica victoria sobre Croacia (3-2) en Zagreb. Ayer, concretó su descenso del Grupo Mundial en la lejana y fría ciudad de Astana al caer frente a Kazajistán por 3-1 en la serie jugada en el estadio National Tennis Centre.

Argentina consumó un descenso que dejó varias aristas para analizar, pero que se había empezado a gestar en febrero ante Italia, en la derrota 2-3 como local en el improvisado estadio montado en el parque Sarmiento, en el barrio porteño de Saavedra.

Lo cierto es que el campeón vigente se sumó a una lista que no tenía antecedentes en este siglo, pero que sí registraba dos casos en el pasado, los de Francia, campeón en 1996 y descendido en 1997, y de Suecia, que se coronó en 1998 y bajó en 1999.

Los franceses le ganaron la final a Suecia en diciembre de 1996, y luego en febrero de 1997 perdieron con Australia en la ronda inicial del Grupo Mundial. Así fueron a un Repechaje en septiembre en el que cayeron ante Bélgica y bajaron de categoría. Los suecos le habían ganado la final a Italia en diciembre de 1998, y en abril de 1999 cayeron con Eslovaquia, en la ronda inicial, lo que los mandó a un desempate en el que fueron superados por Austria en septiembre de ese año.

La derrota sufrida en Astana integró a la Argentina a esa nómina junto a franceses y suecos, y confirmó lo que se intuía, que la decisión de sus principales tenistas de no jugar la Davis desencadenarían el retroceso, el retorno a la Zona Americana después de 16 largos años.

Argentina, disminuida por las ausencias de sus principales tenistas, sobre todo por la enorme figura de Juan Martín Del Potro, y también por el bajísimo nivel que mostraron los citados para la serie ante los kazajos, no pudo torcer un 1-2 en contra una vez más. Es que el conjunto argentino no pudo torcer ese resultado que parece maldito, ya que en 100 años de historia en la Davis, sólo logró torcer un marcador similar en apenas cinco veces.

Las anteriores veces que Argentina logró dar vuelta una eliminatoria adversa con el marcador 2-1 fue ante Brasil, en 1976 y 2015; frente a Alemania 1990; en el Repechaje con Israel 2014 y la más importante de todas, la final del año pasado ante Croacia, el día de la histórica consagración.

Pero ayer no hubo lugar para lograr la remontada épica y el descenso terminó por consumarse. Ahora será momento de rearmar las fuerzas y planificar bien los pasos a seguir para intentar retornar al Grupo Mundial el próximo año; para que este retroceso no sea otra cosa que un infeliz recuerdo para una generación que pasó de codearse con la gloria a vivir la peor de las pesadillas. (Especial- Télam)

Comentarios