El uso de la bicicleta y una loable iniciativa

16 Sep 2017 Por LA GACETA

Desde la década 1990 se vienen impulsando proyectos y acciones para incorporar la bicicleta como medio de movilidad de los tucumanos por los múltiples beneficios que proporciona. En 2010, la Organización Mundial de la Salud invitó a los gobiernos que faciliten la promoción de hábitos saludables, priorizando el uso de los transportes públicos colectivos, el desplazamiento peatonal y el uso de la bicicleta. El organismo mundial destacó en la oportunidad que la bicicleta era el medio de transporte más sostenible, económico y ecológico.

Siguiendo esa inquietud, un creativo empresario local echará a rodar en octubre el proyecto “El prestario”, que pondrá a disposición de los interesados bicicletas para que puedan desplazarse para realizar diversas actividades, desde hacer trámites a pasear. El único requisito será presentar una fotocopia del DNI. Se les prestará junto al vehículo un casco, una cadena y un candado. A través de una página Web, los interesados podrán reservar el rodado, especificando el día y los horarios en que lo emplearán. Estos podrán ser retirados a partir de las 8 y entregados antes de las 22, en Virgen de La Merced al 400, Chacabuco 77 y en Marcos Paz 746.

La propuesta busca concientizar a los tucumanos sobre las ventajas de usar este rodado. “Creo que el centro de la ciudad va directo al colapso si no empezamos a ver las bicicletas como un medio imprescindible para trasladarnos”, dijo Fernando Ríos. El empresario señala que al ciclista se lo castiga en vez de premiarlo. “Un ejemplo claro ocurre en la terminal de ómnibus, donde dejar estacionada una bicicleta le cuesta a una persona cinco veces más que si fuera en auto, si uno toma proporcionalmente el tamaño de cada vehículo”, dijo. En contrapartida, considera que se debe premiar a los ciclistas con estacionamiento gratuito u otros beneficios, como ocurre en Buenos Aires y en otras ciudades del mundo, y brega por la construcción de bicisendas.

Tras marchas y contramarchas, la Municipalidad inauguró en diciembre de 2015 la primera ciclovía, de casi dos kilómetros de extensión, que recorre la avenida América, desde Belgrano hasta Isabel La Católica. Pero no hubo otro intento se continuar con la saludable iniciativa.

Andar en bicicleta no produce contaminación atmosférica; es el medio de transporte más rápido y más barato; ocupa menos espacio que los vehículos a motor y fundamentalmente, brinda beneficios a la salud: previene la osteoporosis, combate el estrés, mejora el humor; favorece a las personas que padecen problemas articulares, especialmente de columna; mejora el sistema osteoarticular; disminuye la posibilidad de artrosis, fortalece el corazón y todo el sistema cardiovascular, y combate los trastornos metabólicos.

Si el Estado provincial se propusiera promover en forma sostenida el empleo de la bicicleta y creara todas las condiciones necesarias para ello, si las autoridades de los tres Poderes y demás funcionarios dieran el ejemplo, si desde la escuela se concientizara sobre sus beneficios, seguramente esta “cuestión cultural” que al parecer, nos impide a los tucumanos revertir tantos malos hábitos, se erradicaría.

Bienvenida sea la iniciativa de este empresario, pero es necesario no dejarla en soledad, sino acompañarla con acciones que provengan de otros sectores de la sociedad. Por ejemplo, sería positivo si la clase dirigente se distrajera un poco de sus intereses electorales para ocuparse de este asunto que persigue el bien común.

Comentarios