Contenido turbio y feliz manejo técnico

10 Sep 2017
1

UN CONTRADICTOR. Bernatek enfrenta el contenido con la forma.

NOVELA

JARDÍN PRIMITIVO

CARLOS BERNATEK

(Adriana Hidalgo - Buenos Aires) 

Estamos ante una novela difícil y contradictoria. Contenido y forma diferentes y enfrentados.

Como en un palimpsesto, en el subsuelo de la novela puede leerse una radiografía de la bajeza humana, a la vez que sus contrastes.

Las figuras de la historia fluyen como fantasmas en el entramado gris del relato y danzan.

Más que moverse, danzan, accionadas por el gran titiritero que, impávido, las mueve hasta que aflore el inconsciente colectivo.

Un yo omnisciente maneja el relato, que se inscribe en un cínico y turbio espejo que refleja el lodo, real y figurado, leit motiv de esta narración.

Debemos reconocer que hay un contraste entre la turbiedad del contenido y el feliz manejo de la técnica narrativa donde se combinan lo estrictamente literario con los aportes de otros recursos: la plástica y la música. Imagen, color y sonido: los variados del entorno -el viento, el río, los pájaros, los distintos animales y sus gritos-, a lo que hay que sumar los silencios, semánticamente tan significativos.

Un velado tono crítico atraviesa toda la narración, arborizándose a cada paso con una insistencia apelativa y semioculta que pretende sostener la atención del lector a pesar del rechazo que produce el lenguaje soez, grosero, constante, del sujeto de la enunciación, que resulta insoportable, repugnante y agresivo.

© LA GACETA

Alba Omil

Comentarios