El obispo castrense cuestionó el “oportunismo” de Cristina

“A algunos políticos les va a convenir que no aparezca” el artesano, aseveró el prelado Garavano dice que el PEN quiere saber la verdad y que no protegen a nadie. Una prueba de ADN dio resultados negativos

05 Sep 2017
1

EXIGENCIA. Grupos sociales y defensores de derechos humanos marcharon el viernes en Buenos Aires.

BUENOS AIRES.- Los pocos avances en la investigación relacionada con la desaparición del joven artesano Santiago Maldonado, ocurrida durante una protesta en apoyo de una comunidad mapuche en Chubut, se contraponen con la escalada de tensión política generada alrededor del caso. Uno de los que alzó su voz ayer fue el obispo castrense, Santiago Olivera, quien advirtió en ese contexto sobre la utilización política de la desaparición del joven y cuestionó a la ex presidenta, Cristina Fernández. La ex jefa de Estado fue increpada durante una misa celebrada el viernes en homenaje al joven.

El religioso, en alusión a la responsabilidad adjudicada a Gendarmería en el hecho, sostuvo: “me dolió en el corazón cuando escuché ‘asesinos’; delata las falencias de nuestros tiempos, de que a la Justicia no le creemos, no es rápida y no es eficaz”. “Entonces, muchos tildan, dicen y juzgan sin ninguna paciencia y verdad. Yo no digo que sea o que no sea, digo que no se puede tan fácilmente poner en una misma bolsa a todos y agudizar grietas”, manifestó el religioso en declaraciones a radio Continental.

Olivera pidió “trabajar en unidad y no en enfrentamientos permanentes”, y manifestó que “el pueblo se da cuenta de que es evidente y grosera la utilización política. Y nos debe encontrar a todos unidos”, expresó. “A algunos políticos les va a convenir que no aparezca (Maldonado). Es fuerte y triste”, advirtió el obispo castrense, referente católico de los efectivos y familias de las Fuerzas Armadas y de Seguridad. “Ya es malo, peligroso y feo que se diga que la Gendarmería es la responsable de la desaparición de Maldonado”, amplió.

“A mí me cuesta creer, en realidad, que la Gendarmería haya hecho algo, pero si lo hicieron, hay que actuar con celeridad, y sacar a la persona que lo haya hecho”, destacó el religioso.

Asimismo, dijo no repudiar la celebración religiosa realizada el viernes por el obispo de Merlo-Moreno, Fernando Maletti, en homenaje a Maldonado, a la que asistió la ex jefa de Estado, pero consideró que la presencia de la Cristina fue “un gesto de oportunismo político”. “Yo no estoy ni de un lado ni del otro, estoy puesto en la Iglesia para servir al pueblo, anunciar el Evangelio y decir lo que yo creo y pienso”, expresó el obispo castrense. Olivera había reclamado la aparición con vida de Maldonado y pidió que “todos los que sepan algo” estén dispuestos “a aportar con valentía y sinceridad, a hablar”.

No corresponde

El perfil genético del herido en un presunto ataque cometido el 21 de julio a un puestero de una estancia del grupo Benetton en Chubut no corresponde al de Santiago Maldonado, visto por última vez, según testigos, en el operativo de Gendarmería del 1 de agosto en tierras habitadas por el Pu Lof en Resistencia de Cushamen, informó el Juzgado Federal de Esquel.

El estudio fue requerido en el marco del expediente por habeas corpus presentado para establecer el paradero y situación de Maldonado, una de las causas en curso desde comienzos de agosto, mientras que la Fiscalía Federal de Esquel recaratuló la causa como presunta “desaparición forzada”. El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, en tanto, aseguró que “no se trata de proteger a nadie” en la investigación por la desaparición de Santiago y que “se tiene que saber la verdad, involucre a quien involucre”. “El Gobierno, y también lo ha dicho (el jefe de Gabinete) Marcos Peña, ha sido muy firme: queremos que se sepa la verdad, involucre a quien involucre”, sentenció. (DyN/Télam/clarin.com)

Comentarios