Una comitiva de la UNT visitará al Papa en octubre y le llevará como regalo una randa

El tejido artesanal que le obsequiarán tiene bordado un escudo de la Casa de Juan B. Terán

26 Ago 2017
1

DE CADA BOLSILLO. La rectora aclaró que la UNT no pagará los pasajes. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO (archivo)

Serán 15 personas las que integrarán la comitiva de la Universidad nacional de Tucumán (UNT) que tendrá una audiencia con el Papa Francisco en su residencia de Santa Marta (ciudad del Vaticano) el 9 de octubre. La noticia fue confirmada por la Nunciatura Apostólica de la República Argentina y desde hace algunos días se están definiendo los detalles del viaje dentro de la Universidad. La rectora, Alicia Bardón; y el vicerrector, José García, encabezan la lista.

En septiembre del año pasado el Consejo Superior aprobó el título de Honoris Causa al Sumo Pontífice. La propuesta había llegado al Consejo a través Francisco Raya, profesor jubilado de la cátedra de Botánica de la facultad de Agronomía y Zootecnia, con motivo de la celebración del Congreso Eucarístico que se realizó ese año en Tucumán, ya que se había pensado que Francisco podría visitar la provincia.

Desde el Vaticano recibieron la noticia vía correo electrónico y respondieron que el Papa no acostumbraba a recibir títulos honoríficos. Pero invitaron a la rectora a que, junto a una comitiva de la UNT, lo visite en Santa Marta, la residencia adyacente a la basílica de San Pedro. La vía de conexión entre la Casa de Altos Estudios y el vaticano fue el ex arzobispo Luis Héctor Villalba, actual cardenal.

Todavía la lista de quienes irán a Roma no se ha cerrado. Los anotados hasta ahora son las decanas de Bioquímica, Silvia González; de Psicología, Rosa Castaldo; de Educación Física, Beatriz Silva; el profesor jubilado Raya; la jefa de Protocolo y Ceremonial, Estela Grignola; y las consejeras superiores por el estamento de docentes titulares del Consejo Superior, María Inés Gómez, María Inés Isla y Griselda Luccioni.

Por orden de la rectora, cada uno de los que viaje deberá pagarse los pasajes y la estadía. Algunos aprovecharán para ir con esposas o maridos y se quedarán unos días más.

El regalo

No es una tarea fácil escoger un obsequio a la máxima autoridad de la Iglesia Católica. Por eso, los universitarios se inclinaron por un presente muy tucumano: una randa bordada con el escudo de la UNT. El tejido artesanal fue realizado por Marcela del Valle Sueldo, randera de El Cercado (Monteros).

“Me tomó casi dos semanas bordarlo; es tiempo récord, sin duda es uno de los trabajos más importantes que hice. Me emociona pensar que la tendrá el papa Francisco”, contó la mujer, quien también fue una de las que llevó a cabo del vestido del Bicentenario, todo realizado con esta técnica de bordado. El cuadro con borde de alpaca llevará un epígrafe que indicará el origen y las características de la obra.

Comentarios