Caso Maldonado: allanaron ya tres escuadrones de Gendarmería

1

Búsqueda de Santiago Maldonado. FOTO DE DYN.

Familiares y dirigentes de derechos humanos denunciaron la “desaparición forzada” del joven.

18 Ago 2017

BUENOS AIRES.- El juez federal de Esquel Guido Otranto ordenó un allanamiento en el Escuadrón 37 de Gendarmería Nacional, en la localidad chubutense de José de San Martín. El operativo se realizó hoy y se secuestró el libro de Guardia, computadoras y celulares, con lo que completó peritajes en tres cuarteles de la fuerza, con el 36 de Esquel (Chubut) y el 35 de El Bolsón (Río Negro). Esto ocurrió en el marco de la búsqueda de Santiago Maldonado.

Familiares y dirigentes de derechos humanos denunciaron el 1 de agosto la “desaparición forzada” de Maldonado, en el marco de un operativo de Gendarmería en la comunidad mapuche “Pu Lof Resistencia Cushamen”. Ocho días después Otranto ordenó el primer allanamiento en Gendarmería y el miércoles 16 fue al lugar en busca de indicios.

Luego de 17 días sin rastros, Interpol se suma a la búsqueda de Santiago Maldonado.

Fuentes de la investigación señalaron que en el allanamiento en José de San Martín, a 150 kilómetros de Esquel y a 210 al sur de Cushamen, hubo un estricto hermetismo, con base en una denuncia sobre que una de las camionetas del escuadrón habría salido sin el registro reglamentario el día del operativo en Cushamen.

El miércoles 9 pasado Otranto ordenó el allanamiento del Escuadrón 36 de Gendarmería en Esquel y esa misma noche se hizo lo propio en el Escuadrón 35 de El Bolsón, donde secuestraron pelos y una soga que presuntamente tiene manchas de sangre, entre otros elementos.

Bullrich se cruzó con senadores por el “caso Maldonado”.

Según los denunciantes y testimonios de mapuches de la comunidad, Maldonado fue atrapado en la costa del río Chubut en la comunidad por gendarmes que lo golpearon brutalmente, lo subieron a un “unimog” y lo trasladaron a una camioneta, para llevarlo rumbo al sur por la ruta nacional 40.

En rastrillajes, en la comunidad encontraron primero una visera en donde atestiguaron que vieron a los gendarmes golpearlo, y luego un collar artesanal entre las ramas de unos sauces, en la costa, donde lo habrían atrapado.

La comunidad aportó para el rastreo un “cuello” y un buzo, pero fuentes de la investigación señalaron que fueron usadas por otras personas del lugar, por lo que los perros se confunden y no pueden marcar un rastro claro.

Los denunciantes que testimoniaron dijeron en el lugar que en la primera recorrida de investigadores con perros rastreadores, los animales señalaron el recorrido entre el sauzal del río y la parte alta de la barda, donde había huellas que los mapuches atribuyeron al “unimog” y las camionetas de Gendarmería.

Según los integrantes de la comunidad, Maldonado fue al lugar dos días antes para apoyarlos en el pedido de liberación de su “lonko” (máxima autoridad), Facundo Jones Huala, preso en Esquel por pedido de extradición de Chile, y repudiar la represión que denuncian de Gendarmería y la justicia federal.

Otranto señaló que el operativo de Gendarmería en la comunidad se produjo luego del desalojo de un corte de la ruta nacional 40, cuando Gendarmería custodiaba para que no vuelvan a formar el piquete, y les arrojaron piedras desde el predio. (Télam)



Comentarios