La Nación se quejó por el pésimo estado de las cárceles de Tucumán

Piden que se construya un edificio para alojar a los condenados.

18 Ago 2017

“No es necesario, sino que urge que Tucumán tenga una nueva cárcel o que se realicen importantes obras en las que tiene: sus estados son lamentables”, explicó Ariel Cejas Meliare, Director General de Protección de Derechos Humanos de la Procuración Penitenciaria de la Nación, después de visitar la cárcel de Villa Urquiza, la de Concepción y la de Mujeres. “Lo venimos diciendo desde hace bastante. Hacemos todo el esfuerzo para mejorar las condiciones de los internos, y pedimos ayuda al ministro de Justicia (Germán) Garavano, pero hasta el momento no hemos tenido respuesta”, indicó César Nieva, subsecretario de Seguridad de la provincia.

“Se advirtió la falta de acceso a la salud, trabajo, educación, alimentación, como también pésimas condiciones de alojamiento. Las instalaciones se encuentran totalmente deterioradas, incumpliendo las normas mínimas de habitabilidad. Se observaron serios problemas de hacinamiento y la utilización de espacios no habilitados para el alojamiento permanente de personas bajo regímenes de aislamiento y sectorización”, dice un informe que se publicó tras la visita.

La Procuración Penitenciaria fue invitada a participar de la capacitación a miembros de los Juzgados de Ejecución Penal de Tucumán. sobre estrategias de monitoreo de lugares de detención, organizada por la Oficina de Derechos Humanos de la Corte Suprema de Tucumán. En ese marco, visitaron las cárceles de la provincia.

“Frente a la gravedad de la situación, se está trabajando en la elaboración de un informe y recomendaciones que serán presentadas a la brevedad a las autoridades de la provincia. Será realizado en conjunto con la Oficina de Derechos Humanos de la Corte de Tucumán, la Comisión de Cárceles de la Defensoría General de la Nación y la Fiscalía Federal 2° de Tucumán”, se precisó. Cejas Meliare agregó: “no todos los detenidos son archipeligrosos. Urge que en la provincia se aplique la Ley de Ejecución de Penas. Debe desarrollarse un programa de tratamiento para los internos, que tengan posibilidad de trabajar y estudiar para que el paso por la unidad sea productivo”.

Nieva informó que desde hace dos años se trabaja para paliar la crisis: “se creó el pabellón 10 en Villa Urquiza y se están readecuando tres módulos, que permitirán descomprimir en parte la situación. También trabaja en la ampliación de cupos en Concepción”.

El funcionario insistió en que lo ideal sería una nueva prisión. “Se podría utilizar parte del penal de Villa Urquiza para que funcione como alcaldía para las personas que son sometidas a un proceso y una nueva cárcel para los condenados. Podríamos ampliar la capacidad a 3.000. Sin embargo, la Nación nos comunicó que Tucumán no es la prioridad”, comentó.

La provincia lleva dos años en Emergencia Carcelaria. La Corte Suprema de Justicia de la Provincia tomó cartas en el asunto y le exigió a la provincia que tomara una serie de medidas. Desde la Justicia Federal, fiscales, jueces y camaristas también se sumaron al planteo de la provincia.

comentarios