La Corte investigará al “personal trainer” y funcionario público

Por unanimidad, los vocales Gandur, Goane, Estofán, Sbdar y Posse abrieron un sumario en contra de Neufeld, jefe de los oficiales notificadores

04 Ago 2017
1

FOTO LA GACETA/ ARCHIVO.

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán abrió una investigación interna contra Enrique Rodolfo Neufeld, jefe de los oficiales notificadores de la capital y personal trainer. La decisión lleva la firma de los cinco vocales: Antonio Gandur (presidente), René Goane, Antonio Estofán, Claudia Sbdar y Daniel Posse. La Acordada 899/17, del 2 de agosto, refiere que la apertura del sumario administrativo es consecuencia de un fallo de la Sala VI de la Cámara del Trabajo. Esa sentencia había detectado una “grave incompatibilidad horaria y funcional” al analizar -y rechazar- el reclamo de indemnización que Neufeld había articulado contra el gimnasio Altos de Urquiza.

La Corte dispuso la pesquisa interna a los 50 días corridos de recibir la decisión que las camaristas María Poliche de Sobre Casas y Beatriz Bisdorff le habían remitido “a los fines que correspondiere”. “En la mencionada sentencia, el tribunal interviniente advierte sobre la posible existencia de una falta en la prestación de servicios del funcionario Neufeld durante el período comprendido desde el 27/05/2005 (fecha de ingreso al Poder Judicial, Acordada Nº 263/05) al 30/01/2015, en la que considera extinguida su relación laboral con la empleadora ‘Altos de Urquiza SRL’”, dijeron los vocales. Añadieron que en virtud de ello y de los informes requeridos (no precisaron cuáles eran), y en aras de garantizar la verdad material y el debido proceso legal, consideraban conveniente instruir un sumario administrativo.

El alto tribunal dijo que abría la investigación interna con “el fin de deslindar o determinar las responsabilidades que pudieren corresponder”. El futuro de Neufeld depende entonces de los hallazgos de la pesquisa, cuya dirección quedó en manos de Gabriela Blanco, secretaria de Superintendencia, quien actuará con la colaboración de la funcionaria Fátima R. Alzabé. Si el sumario administrativo corrobora que el profesor de gimnasia y jefe de los oficiales notificadores incurrió en una “grave incompatibilidad horaria y funcional”, se abre una serie de alternativas que van desde una sanción disciplinaria (suspensión o expulsión) hasta la remisión de las actuaciones a la Justicia penal para que determine si la conducta configura un delito. En ese ámbito Neufeld ya es investigado por la fiscala Adriana Giannoni (N°8), quien abrió un proceso de oficio luego de que LA GACETA publicara el fallo de Poliche de Sobre Casas y de Bisdorff.

Modalidad única

Fuentes judiciales dejaron abierta la posibilidad de que las investigaciones administrativa y penal sean ampliadas más allá de su destinatario original. En las últimas semanas, Giannoni tomó declaración testimonial a dos ex jefas de Neufeld, las funcionarias judiciales Gabriela Saguir y Carolina Ledesma Padilla -nuera del vocal Goane-, quienes debían controlar el trabajo del personal trainer en las dos dependencias por las que pasó: la Secretaría Administrativa (2005-2012) y la Oficina de Oficiales Notificadores (2012 en adelante). Según trascendió, Ledesma Padilla habría dicho que Neufeld era el único empleado de su dependencia que desarrollaba sus tareas en el horario vespertino.

Versiones controvertidas

Las camaristas laborales fueron las primeras en preguntarse cómo hizo el funcionario sumariado para trabajar simultáneamente en la Justicia y en el gimnasio durante una década. Poliche de Sobre Casas dijo que no era verosímil la versión de Neufeld que sostenía que entre 2005 y 2012 enseñaba gimnasia de lunes a viernes de 9 a 13 , y que a esa misma hora entraba al Palacio de Justicia hasta las 19 porque entre los dos lugares había más de un kilómetro de distancia.

A partir de 2012, Neufeld se incorporó -promoción mediante- a la Oficina de Oficiales Notificadores, repartición que le permitía salir a la calle y en la que debía prestar servicios en el horario matutino. En el juicio laboral, el demandante precisó que entraba a las 7 al Palacio de Justicia de donde se iba a las 8.30 para estar de 9 a 13 en el gimnasio y que a esa hora retomaba sus funciones de oficial notificador hasta las 20. Una cédula de notificación hallada la semana pasada incrementó las dudas que había planteado la Sala VI acerca de la rutina del personal trainer y secretario: el instrumento del 13 de agosto de 2014 lleva el sello de Neufeld, una firma y un texto manuscrito que indica que este había intentado notificar a las 10.15 de la mañana. A esa inconsistencia se suma la circunstancia de que las rúbricas de la demanda laboral y de la cédula son parecidas, pero no idénticas. La notificación en cuestión entra dentro del universo de papeles que requirió la fiscala Giannoni al alto tribunal.

Neufeld se incorporó al Poder Judicial en 2005 como ordenanza y en virtud de una designación discrecional de la Corte. Entre 2011 y 2017, el alto tribunal lo ascendió cinco veces y lo confirmó en el cargo actual (secretario judicial “A” con un sueldo básico de $ 48.329) sin siquiera esperar a que se cumpliera el plazo del interinato -un año- que el mismo cuerpo había establecido. Neufeld reclamaba una indemnización de $ 258.522 más intereses al gimnasio Altos de Urquiza y, ante el revés con comunicación incluida a la Corte que recibió de parte de la Sala VI de la Cámara del Trabajo, solicitó a aquel tribunal que le aclarara en qué radicaba la incompatibilidad. Diego Courel, abogado de Neufeld, anticipó que su cliente no pensaba consentir el pronunciamiento que denegó la indemnización y que iba a pedir su revisión en la Corte Suprema.

Comentarios