Tras los asaltos a las parrilladas, los restaurantes retirarán el dinero de la caja durante el día

Hofer les prometió más presencia policial a los empresarios.

19 Jul 2017

Tras la inquietud que generaron entre los comerciantes los asaltos que sufrieron las parrillas “La Leñita” y “Don Toribio” en apenas cinco días, los representantes del sector se reunieron con Paul Hofer, el secretario de Seguridad Ciudadana. Al partir de la Casa de Gobierno, los visitantes se fueron con la promesa de más presencia policial a la hora del cierre de los restaurantes, y con algunos consejos.

“Nos había afligido que en cinco días se produjeran dos robos con las mismas características. Estamos trabajando muy fuerte desde lo público y lo privado para traer turismo a Tucumán, y se lo está logrando, pero tenemos miedo de que estos hechos nos jueguen en contra. Hofer nos dijo que va a aumentar la presencia policial en las cercanías de los negocios a la hora del cierre, como disuasivo”, comentó Ernesto Gettar, presidente de la Unión Hoteles, Confiterías, Bares, Cafés y Restaurantes y Afines (UH) y vocal de la Federación Económica de Tucumán. En la reunión también estuvieron Hugo Juárez y Rubén Roldán, vocal y tesorero de la UH.

Como los asaltos habían sido luego de la medianoche, Hofer les dio dos consejos. “Nos dijo que tratemos de tener la menor cantidad de dinero a la hora de cierre, por lo que no se llegará a la noche con toda la recaudación. Los ladrones piensan que puede haber mucho efectivo, por lo que haremos retiros parciales del dinero para llegar a la noche con muy poco”, señaló Gettar. Por otro lado, los motivó a alentar el pago con tarjetas de crédito o débito.

Los dos casos

El miércoles, un hombre ingresó a “La Leñita”, ubicada en pleno Barrio Norte, remontó un arma y le dijo a todos los empleados -ya no había clientes- que se tiraran al suelo y se quedaran quietos. Luego, saqueó la caja registradora y escapó. En tanto, el domingo a la madrugada dos asaltantes ingresaron a “Don Toribio”, ubicada en la avenida Aconquija al 900 de Yerba Buena, y tras amenazar con armas al encargado, se llevaron unos $ 35.000 antes de huir en moto. Este robo fue más violento, ya que algunos empleados recibieron culatazos en la cabeza.

Ambos casos quedaron a cargo de la fiscala Adriana Giannoni, quien ya tiene en su oficina las grabaciones de las cámaras de seguridad de los locales. En el asalto a Yerba Buena, la filmación llegó a captar el rostro de uno de los asaltantes, quien vestía un camperón deportivo. Se espera que esta sea la punta del ovillo que los lleve a encontrarlos, y a determinar si los dos asaltos fueron cometidos por las mismas personas. Por el momento, los investigadores no lo descartan.

El presidente de la UH confió en que lo que más quieren en el sector es que no haya un tercer caso. “Uno sabe cómo empieza esto, pero no cómo termina. Que se lleven la recaudación es un mal menor; pero si se hiere gente, es preocupante. Si un tipo entra con un arma, puede pasar cualquier cosa y tenemos que evitar que se repita”.

Medidas internas

En ese sentido, también advirtió que hay algunas cuestiones que deberán discutir hacia adentro. “Vamos a ver qué otra medida interna podemos tomar, para llevar tranquilidad. Si nos empezamos a poner nerviosos todos, esto es mucho peor. Lo primero será pedirles a todos los locales que tengan cámaras de seguridad en las entradas y que se hagan los retiros, para que no haya plata grande nunca, en ningún negocio. Alguien sugirió seguridad privada, pero es algo en lo que yo no sé si debemos entrar. Después va a ser muy difícil salir de esto y va a crear más pánico que otra cosa”, barajó.

Casualmente, el dueño de “Don Toribio”, Pablo Buabse, había contado a LA GACETA que, tras el primer asalto, manejó la posibilidad de poner un policía en la puerta, como tenía hace un tiempo: “Yo notaba que a algunos clientes los tranquilizaba, pero a otros los inquietaba estar comiendo con la familia y que hubiera un hombre con una escopeta en la puerta. Ahora ya no me puedo arriesgar más, voy a poner seguridad”.

Por último, Gettar le envió un mensaje a la Justicia: “si se encuentran a los autores, va a haber más tranquilidad en el sector”. En cuanto a Hofer, planteó que seguirá en diálogo permanente con los comerciantes. “Fue una reunión positiva, amena, en la que se intercambiaron opiniones para que esto no se repita”, expresó. También explicó que las tareas de prevención se trazarán para aumentar los recorridos del 911 y la Guardia Urbana en las zonas gastronómicas.

Temas

Inseguridad
Comentarios