Encontró en la calle el auto que le habían robado cinco días antes

El mismo día también le sustrajeron dos motos de enduro que todavía no aparecieron

19 Jul 2017

Estiman que los ladrones treparon el portón ciego y atravesaron los 28 centímetros que lo separan de la losa para ingresar al garaje. De esa manera destrabaron la cerradura y consiguieron llevarse un auto y dos motos enduro. Cinco días después, las víctimas consiguieron recuperar uno de esos vehículos que había sido abandonado a menos de 10 cuadras de la casa de sus dueños.

Casi toda la familia dormía en su casa de Villa Luján, el miércoles 12 de julio a la madrugada, cuando se produjo el robo. “A las 5 llegó mi hijo, que había salido con sus amigos, y empezó a gritar que nos habían robado. Salimos y vimos que faltaban las dos motos enduro y el Chevrolet Celta de uno de mis hijos”, contó José Sergio Agudo, el dueño de casa.

Agudo cree que los ladrones debieron haber trepado el portón y pasado por el pequeño espacio que lo separa del techo. “Cometimos el error de dejar el auto con la llave puesta y se lo llevaron. Las motos tenían cadenas y candados, pero los cortaron con pinzas. Vinieron preparados”, dijo el hombre.

En cuanto advirtieron el robo, la familia salió de la cama y todos se sumaron a la búsqueda. Después de hacer la denuncia en la seccional 7ª, Agudo y su hermano recorrieron la zona en busca de algún rastro de los delincuentes, pero fue en vano. La campaña continuó a través de personas conocidas y las redes sociales, difundiendo fotos de los rodados que se habían llevado los ladrones.

Intacto

Inesperadamente, los hijos de Agudo encontraron el auto en la vía pública. “El lunes al mediodía mis hijos se fueron a comprar la entrada para ir a la cancha de San Martín y cuando volvían dieron unas vueltas por el barrio porque había rumores de que los ladrones eran de la zona. Pasaron por la esquina de calles Bulnes y Don Bosco, y ahí lo vieron al auto estacionado”, relató el hombre.


MOTO ENDURO. Este es uno de los vehículos que robaron.

Sus hijos lo llamaron por teléfono, Agudo buscó una copia de la llave, llamó a la Policía y fue a traer el vehículo, que había sido abandonado a menos de 10 cuadras de su casa. “Llamativamente no le tocaron absolutamente nada, el auto estaba tal cual como se lo llevaron. Sólo le faltaba la llave”, destacó Agudo. “Hablé con un matrimonio de esa cuadra que justo llegaba en ese momento y me dijeron que cuando salieron por la mañana temprano el auto no estaba ahí”, agregó.

Agudo tiene esperanzas de que correrá con la misma suerte y también encontrará las motos. “Estamos esperando que aparezcan, no son motos que puedan circular en la vía pública, son para andar en el cerro. Estamos en permanente contacto con la Policía”, indicó. En ese sentido, lamentó: “mi hijo con mucho sacrificio se había podido comprar su autito y lo mismo con las motos. Fuimos comprándolas de a poco”.

A la bronca y el estrés que les dejó el robo, ahora a las víctimas se les suman los gastos que deberán afrontar para reforzar la seguridad de la casa. “Ya conseguí otro portón, también estoy armando una puerta reja y voy a contratar un sistema de alarmas. Tengo que gastar plata en herrería y poner rejas poner todos lados. Ahora hay que juntar plata para todo eso”, expresó.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios