Frigerio también reclama que Gils Carbó renuncie

Sigue la presión sobre la procuradora General

14 Jul 2017
1

BUENOS AIRES.- No transcurren más de 24 horas sin que desde algún sector del oficialismo gobernante salgan por los medios de prensa y redes sociales a cuestionar el accionar de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, a quien exigen que abandone el cargo por sus decisiones jurídicas que se asimilan a las de una defensora de los funcionarios del gobierno anterior sospechados de corrupción.

Ese es el caso del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien sostuvo que la jefa de los fiscales federales del país, “tiene la obligación moral de renunciar”, luego de que el fiscal Eduardo Taiano solicitara que se la indague por supuesto fraude cometido en perjuicio de la administración pública en la compra de un edificio.

“Gils Carbó, moralmente, tiene la obligación de renunciar. Está claro que la fiscal de Estado no sólo no ha contribuido a la lucha contra la corrupción sino que tiene graves acusaciones, no puede seguir en su cargo, tiene que entregar la renuncia al Presidente, y tiene que haber otra persona idónea en su lugar”, consideró Frigerio durante una entrevista en un programa en el canal de noticias TN.

El ministro consideró que Gils Carbó “debe dar un paso al costado para que haya un fiscal que sí investigue los hechos de corrupción” y definió “una forma de escapar de su responsabilidad, decir que es perseguida” políticamente.

Las declaraciones de Frigerio siguieron a las del presidente, Mauricio Macri, quien también se pronunció por la renuncia de la titular del Ministerio Público Fiscal argumentando que Gils Carbó es “imparcial” en el ejercicio de su función, y a la vez es una militante kirchnerista porque integra el espacio Justicia Legítima.

Transparencia

En tanto, Gils Carbó reafirmó que la compra de un edificio para ese organismo “fue absolutamente clara y transparente” y cuestionó a Taiano por “la liviandad de los indicios sospechosos” esgrimidos para imputarla por fraude en perjuicio de la administración pública y otros delitos en esa operación.

Taiano reclamó la citación a indagatoria por presunto fraude a la administración pública, cohecho y tráfico de influencias a raíz del supuesto direccionamiento de la licitación y pago de sobornos para la compra del edificio en el que funciona el organismo.

“No voy a ceder a las presiones”, sostuvo Gils Carbó, quien calificó el embate de la Casa Rosada como “la saga de un derrotero que se ve claramente. “El procedimiento para sacarme del cargo es el juicio político; otra cosa es incionstitucional”, aseguró. (Télam)

Comentarios