Los cerros de Quintero y el río de Fandermole, junto a la Juvenil

La Orquesta de la UNT, dirigida por Gustavo Guersman, toca en modo sinfónico con los dos referentes de la música popular argentina, en el marco del Julio Cultural Universitario.

14 Jul 2017
1

JUNTOS. Fandermole y Quintero en guitarra y voces; Guersman en la batuta y los músicos, en pleno ensayo. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI.-

HOY

• A las 22, en el teatro Alberdi (Jujuy y Crisóstomo Álvarez).

Los que conocen las obras de Jorge Fandermole y de Juan Popi Quintero saben a qué atenerse esta noche, en el teatro Alberdi, junto a la Orquesta Juvenil de la UNT que dirige Gustavo Guersman. Los que no, deberían permitirse descubrir los paisajes, la poesía y el sonido de dos referentes de la música popular argentina.

“Es muy interesante porque se juntan las obras de ambos músicos que, orquestadas por ‘Popi’ permiten que armemos este espectáculo ‘En modo sinfónico’ -anuncia el director-. Todos los arreglos son para orquesta y dos solistas, y el repertorio es variadísimo: desde la ‘Oración del remanso’ hasta ‘Puerto pirata’, pasando por ‘Regalitos’ o ‘Paloma’, ‘A toda costa’ y ‘Yarará’ hasta ‘Drume negrito’.

El tucumano    

“Cada vez que esta orquesta llama, yo vengo (es la cuarta vez). Es difícil encontrar un grupo de estas características con tantas ganas de tocar”, dice Quintero, y opina acerca de la situación que atraviesan los integrantes de la agrupación. “Hay una cuestión que a mí me parece que se debe revisar, que es la del respeto por la actividad. Puede no haber presupuesto, y hay que asumirlo, pero que se los respete”, exige.

El músico tucumano cuenta que hacen canciones de él y de Fandermole:“Venimos armando un repertorio que hicimos juntos solos y, por otro lado, con la Orquesta de Rosario en mayo”.

El santafesino

“Siempre digo que las relaciones con los músicos que son más jóvenes que yo, y que tienen mucha mejor formación técnica, que es el caso de Juan Quintero, que tiene estudios académicos además, y acarrea una tradición de su familia de músicos, a mí me enriquece mucho. Que te dejen compartir proyectos y que te inviten a desarrollarlos es una maravilla”, expresa Fandermole.

El cantautor, ícono de la trova rosarina y de la música de raíz folclórica, recuerda que trabajó siempre junto a otros músicos. “Desde los años 90 estuve con mi grupo; después con un trío de guitarras, con el Negro Aguirre, con los rosarinos... Todas esas formaciones y proyectos a los que adherí me hicieron crecer -reconoce-. Y Juan es una persona muy creativa, es compositor y arreglador, por eso se larga a hacer estas cosas. Ya hace unos cuantos años hicimos algo parecido con la Orquesta Juan de Dios Filiberto (Sinfónica Nacional). Era un repertorio mucho más acotado, pero de todas maneras Juan ya se puso a arreglar para orquesta con repertorio de ambos, y tuvimos posibilidad hace un par de años de compartir con ‘Popi’ y con Coqui Ortiz. Cada vez que podemos hacer estos encuentros nos sirven porque uno le puede mostrar al otro lo nuevo que tiene, canciones o bocetos”.

Lo sinfónico

Fandermole opina que cualquier músico popular quisiera tocar con orquesta. “Hay una cuestión tímbrica que, independientemente de que corresponda a otro ámbito, siempre uno lo vincula a un medio académico, a un repertorio clásico. La tímbrica de la orquesta es una cosa que ningún músico popular desecharía jamás. Al revés: es uno de los grandes deseos de todos”, asegura.

Por otro lado, le interesa la dinámica de trabajo de la Juvenil: “es un staff que se va renovando permanentemente, que está muy vivo. Disfruto de encontrarme con gente muy joven que toca bien, y la cosa experimental es lo que más me motiva”.

“Musicalmente es una gran satisfacción poder hacer este concierto -concluye Guersman-. Sobre todo es importante desde el punto de vista formativo de la Juvenil, lo que la define como orquesta. Es la posibilidad de que los chicos puedan acercarse a sonidos y a músicas auténticamente nuestras, con ritmos muy complejos, e incorporarlos de un modo académico. Genera mucho entusiasmo porque son temas que entrañan, por un lado, un gran desafío desde el punto de vista racional y por otro, de la poética, de letra y de melodía”.


Comentarios