Intentaron comprar una motocicleta con una tarjeta robada

Hay cuatro personas aprehendidas por estafa

13 Jul 2017
1

POSANDO. Una de las dos mujeres aprehendidas por el caso.

Se peinó como la persona que aparecía en la foto e ingresó a un local comercial haciéndose pasar por ella. Nadie advirtió que la clienta poseía una identidad falsa e iniciaron una operación por un monto superior a $ 90.000. Pero antes de que concretaran la venta alguien advirtió que se trataba de una estafa y cuatro personas terminaron aprehendidas.

El martes al mediodía, una joven pareja ingresó a la sucursal de “Yuhmak” que funciona en la avenida Avellaneda primera cuadra con intenciones de adquirir una motocicleta. La jovencita se mostró interesada en una Honda Tornado que costaba $ 92.800 y un vendedor inició la transacción. Según precisó el encargado del local, Carlos Eduardo Cardozo, la clienta dividió ese monto en tres: dos partes iba a abonarlas mediante créditos otorgados por dos financieras y la tercera, con tarjeta de crédito.

“Se hizo la operación pero, como ya estábamos por cerrar, se pactó la entrega para la tarde”, relató Cardozo. Cuando el local cerró sus puertas y la pareja se retiró, se contactaron desde la tarjeta de crédito para comunicarles que no habían aprobado el pago porque el DNI de la clienta registraba una denuncia por robo. Momentos después llamó también la verdadera titular de la tarjeta, quien ya había sido alertada por la entidad crediticia, y les pidió a los vendedores que retengan a la estafadora.

Gritos y persecución

“Cuando la pareja volvió a la tarde, ya le habíamos avisado al personal de seguridad que trabaja acá y habíamos llamado al 911”, contó Cardozo. Sin embargo, no fue tan sencillo atraparlos. En cuanto vieron a los policías acercarse, ambos intentaron huir. El joven subió a una camioneta Ford Ranger que los esperaba en la puerta, donde había dos personas más, y emprendieron la fuga. La jovencita, por su parte, quedó atrapada en el local porque los empleados cerraron las puertas.

Finalmente, la Motorizada del 911 -a cargo del comisario Daniel Ruiz- logró alcanzar a los ocupantes de la camioneta en la esquina de San Lorenzo y Sáenz Peña. En cuanto a la jovencita, el encargado contó que no dejó de dar alaridos hasta que llegó personal policial femenino y la esposó.

Cuando ya todos se encontraban en la seccional 1ª se presentó también la víctima de la estafa. Fuentes policiales informaron que se trata de Micaela Gil de Marchi, de 26 años, quien relató cómo le sustrajeron la documentación. Dijo que ocurrió el 24 de junio cuando se encontraba en una farmacia y dos mujeres idénticas a las que acababan de aprehender le robaron la mochila donde tenía su DNI, tarjetas de crédito y $ 1.200.

Gil de Marchi también le contó a la Policía que dos días después vio en su homebanking que alguien había pagado $ 1.000 con su tarjeta de débito en una estación de servicio situada en la esquina de calles Corrientes y 25 de Mayo. La mujer se presentó entonces en ese lugar y solicitó las grabaciones de la cámara de seguridad. De esa manera supo que quienes habían realizado esa operación se movilizaban en una Ford Ranger, cuya patente coincidía con la que utilizaron los aprehendidos para intentar escapar momentos antes.

Con todas esas pruebas, la fiscala Adriana Giannoni ordenó que los cuatro sospechosos queden aprehendidos. Se trata de una jovencita de 19 años estudiante de derecho y su novio de 26; un joven de 21 años empleado de una carnicería y una mujer de 39 años que dijo ser contadora.

Comentarios