La nueva CGT tucumana sale en contra del trabajo "en negro", la media jornada en empresas y el plus médico

1

"Barba" Gutiérrez (centro), junto con Juan Correa, de FEIA y otros dirigentes.

La conducción de la delegación regional de la central obrera plantea los principales problemas laborales en Tucumán.

10 Jul 2017

La nueva conducción de la delegación Tucumán de la Confederación General del Trabajo (CGT) ya se hizo sentir: le reclamaron al Gobierno acciones contra el trabajo en negro, la media jornada laboral y el plus médico.

Dentro del proceso de normalización de la entidad, más de 35 organizaciones sindicales se pusieron de acuerdo y cerraron una lista de unidad que confirmó a Marcelo Sosa como secretario general local. El dirigente, representante de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) es acompañado por Juan Carlos Aguirre (CEA-UDT), quien ocupa el cargo de Delegado Regional Adjunto, y por  María Teresa Hernández (Sadop), Delegada Adjunta, entre otros integrantes de la comisión.

Los dirigentes fueron presentados el sábado pasado en un acto, en el que participó también Francisco "Barba" Gutiérrez, secretario del Interior de la CGT Buenos Aires. 

En su primera acción, las flamantes autoridades plantearon la necesidad de avanzar en el reclamo contra los problemas principales en la provincia: la informalidad, la implementación por parte de muchos empresarios y gerentes de la “media jornada” laboral y el plus que cobran los médicos a afiliados de las obras sociales sindicales.

“Necesitamos establecer una política de Estado para revertir el trabajo 'en negro'. No se presenta ahora este problema, sino viene desde hace muchos años. Esperamos que el Gobierno nos responda a este pedido”, dijo Sosa, quien resaltó el buen diálogo que tiene con la Casa de Gobierno.

Respecto del segmento informal, el nuevo secretario general expresó que, entre varios sectores, la incidencia es mayor en las firmas metalúrgicas. “Los compañeros trabajan 10 horas, pero se registra media jornada, de cuatro horas. Hoy, las obras sociales están en quebranto porque los patrones pagan media jornada también”, se quejó.

“Otro tema es el plus médico que está cobrando la mayoría de los profesionales. Todos los afiliados de la obras sociales viven esto”, puntualizó.

En la delegación provincial de la CGT también criticaron a la administración de Mauricio Macri por los niveles de inflación, que perjudica la capacidad de los salarios. “Los trabajadores no nos sentimos representados con este gobierno, nos quiere quitar nuestras conquistas, nuestros derechos. Este gobierno no quiere a la clase obrera”, enfatizó.

En los próximos días, la actual conducción de la entidad sindical solicitará una reunión con el gobernador Juan Manzur para ratificar estos planteos, según se informó.



Comentarios