Día de la Independencia: dos siglos y un año después

El chocolate, el mensaje de la Iglesia, el homenaje a los próceres y los globos aerostáticos.

09 Jul 2017

Las celebraciones institucionales reunirán a las autoridades municipales, provinciales y -pocas- nacionales. Este año los funcionarios desayunarán en la plaza Independencia en vez del salón Blanco. Además, el desfile cívico militar se mudará de la avenida Mate de Luna al Parque 9 de Julio. Pasarán desde ballets y gauchos hasta 100 pares de mellizos y autos antiguos. Se repartirá praliné, pochoclo y caña de azúcar.

El chocolate caliente en el alma y la bandera en el cielo

Los funcionarios y el gobernador desayunarán con la gente en la plaza independencia y no en el salón blanco


Los actos protocolares del 9 de Julio solían comenzar en los últimos años con un desayuno para las autoridades en el salón Blanco de la Casa de Gobierno. Funcionarios municipales y provinciales bullían desde temprano en el primer piso de la sede del Poder Ejecutivo. En una veintena de mesas solían servirse masas celestes y blancas alusivas; sanguchitos de miga y medialunas y facturas. Este año, sin embargo, los planes son bastante diferentes.

“El gobernador nos dijo que no quiere nada en el salón Blanco. Nos pidió que en la plaza Independencia se sirva el mismo menú que la gente tiene en sus casas habitualmente”, explicó la subsecretaria de Representación y Coordinación Ejecutiva, Lorenna Cuba. Como todos los años, la funcionaria y su equipo trabajaron en la organización de los acontecimientos.

Detalló que se montarán algunas pequeñas carpas en la plaza para repartir chocolate caliente y café para unas 6.000 personas. Para comer habrá opciones criollas como tortillas, bollos y tortillas de rescoldo. También algún tentempié dulce.

Los integrantes del Gobierno desayunarán, desde las 9, junto con el púbico que se acerque a presenciar el izamiento de la bandera nacional. Como el Presidente, Mauricio Macri, no vendrá para las celebraciones (está en Alemania por la cumbre del G20), lo reemplazará la vicepresidenta Gabriela Michetti. Ella está invitada para tomar chocolate.

Se espera que llegue alrededor de las 9.25. El único ministro que la acompañaría sería Pablo Avelluto, de Cultura. El año pasado, por el Bicentenario, habían venido ministros y gobernadores, además de miembros de la Corte y del Congreso.

A las 9.30, se efectuará el tradicional izamiento de la enseña patria y de la bandera de la Libertad Civil.

Las autoridades nacionales, provinciales, judiciales, militares y municipales se pararán en las escalinatas de la casa de Gobierno para la foto de familia y el comienzo del izamiento.

Como corresponde a la fecha solemne, la enseña llegará hasta lo alto del mástil. Se entonará el Himno Nacional.

Es será la segunda vez que Michetti participará del izamiento desde que ocupa el cargo. El año pasado, acompañó al primer mandatario en los actos por el Bicentenario de la Declaración de Independencia.

El mensaje de la iglesia se escuchará en la catedral

Se prevé que el solemne tedeum se desarrolle durante casi una hora


Luego del izamiento de la bandera, las autoridades caminarán hasta la Iglesia Catedral Nuestra Señora de la Encarnación, ubicada a pocos metros del lugar. Atravesarán la plaza Independencia y saludarán a los ciudadanos que se congreguen en ese lugar.

La ceremonia religiosa comenzará a las 10 y se espera que dure aproximadamente una hora. Sería el último mensaje de este tipo que daría el renunciante arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca. El religioso fue nombrado recientemente obispo de Bolsena (Italia) y, mientras se efectúa su reemplazo, se desempeña como administrador diocesano en la provincia.

Se espera que hoy concurran la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el gobernador Juan Manzur; el presidente subrogante de la Legislatura, Julio Silman (reemplaza al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, que está de licencia porque es candidato); los ministros y secretarios provinciales y el intendente capitalino, Germán Alfaro.

“En nuestro caminar ha habido yerros, desencuentros, luces y sombras, como en toda obra humana. Pero hoy no es un día para ahondar en las grietas sino para recoger de nuestro pasado líneas inspiradoras de vida y para agradecer, celebrar y mirar hacia adelante. Debemos pensar en lo que recibimos de nuestros padres y debemos entregar a nuestros hijos, inalterable en su esencia, pero crecido en la historia”, había convocado Zecca durante la homilía del Bicentenario.

“Los argentinos tenemos ante nuestros ojos el desafío de comenzar el tercer centenario haciendo de la libertad la piedra de toque de una sociedad pluralista y democrática. Pero para ello hemos de redescubrir el sentido de la ley, de las instituciones, de la autoridad - que no es autoritarismo -, del capital, del trabajo y, desde luego, del delicado equilibrio que debe haber entre verdad, diálogo y consenso. No hay consenso sino donde hay diálogo”, había manifestado también. En esa oportunidad, la Catedral estuvo colmada de autoridades nacionales. Además de Macri y la primera dama Juliana Awada, presenciaron la ceremonia el jefe de gabinete, Marcos Peña; el ministro de Justicia, Germán Garavano; la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el jefe provisional del Senado, Federico Pinedo; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.

El homenaje a los próceres

El recuerdo de los que forjaron la independencia, acompañado de empanadas y vino


El acto en la Casa Histórica en la que se firmó el Acta de Independencia hace 201 años comenzaría a las 11. El gobernador Juan Manzur y los ministros caminarán desde la Iglesia Catedral hasta allí, por la peatonal de la calle Congreso, de acuerdo detalló la funcionaria Lorenna Cuba. La vicepresidenta, Gabriela Michetti irá en vehículo.

La ceremonia será protocolar y estará encabezada por Manzur y Michetti. Los mandatarios depositarán ofrendas hechas de palmas en el salón de la Jura, una en representación del Gobierno Provincial y otra, del Gobierno Nacional.

Luego, firmarán el libro de visitantes del histórico solar patrio. En el salón donde se declaró la emancipación se entonarán las estrofas del Himno Nacional.

Tras los pasos que marca el protocolo, en el tercer patio se servirán empanadas y vino. La vicepresidenta permanecería media hora y luego se retiraría para retornar a Buenos Aires. El gobernador, Juan Manzur, en tanto, se dirigirá a la Casa de Gobierno donde recibirá a los miembros del Buenos Aires Ballet, de danzas contemporáneas.

La compañía se presentará hoy a las 20, en el Teatro Mercedes Sosa (San Martín 479). La entrada es libre y gratuita. Participarán las primeras figuras del Teatro Colón y del Teatro Argentino (La Plata), entre ellos el primer bailarín Federico Fernández.

Durante la década en la que gobernó el kirchnerismo, este acto en homenaje a los próceres de 1816 fue el que pasó más inadvertido durante los 9 de Julio. En las presidencias de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner se dedicaron en promedio sólo entre siete y quince minutos.

El año pasado, la particularidad es que el Presidente dio un mensaje por el Bicentenario en la puerta de la Casa Histórica. Tras cantar el Himno, desde un atril, brindó el discurso.

“Tenemos que alejarnos de la viveza criolla mal entendida, de que al vivo que engaña es al que le va mejor. Los gobernantes tenemos que dar ejemplo en el diálogo, la cercanía, austeridad y transparencia. Nuestros jueces tienen que terminar con la impunidad, con equilibrio, mesura y cuidando el valor de la palabra. Encontramos un Estado muy castigado por la mentira y la corrupción que nos sigue irritando todas las semanas”, manifestó.

También, añadió: “vamos por el camino correcto. Vamos rumbo a un increíble futuro. Ya estamos bajando la inflación que es este cáncer que tantas veces nos golpeó en esta historia. Y estamos trabajando para tener el gas y la energía suficiente”, consignó.

Globos aerostáticos, 100 mellizos y caña de azúcar

En el desfile habrá carrozas municipales y se repartirán golosinas

“Será el desfile de la familia y queremos que todos vengan con banderas celestes y blancas”, invitó el gobernador Juan Manzur. El desfile cívico militar se desarrollará por segundo año consecutivo, pero cambiará el escenario. El acontecimiento será esta vez en la zona del Parque 9 de Julio, en vez de en la avenida Mate de Luna. Comenzará entre la 13.30 y las 14.

La subsecretaria de Representación y Coordinación Ejecutiva, Lorena Cuba, precisó que desfilarán sectores de la Provincia y de 15 municipalidades (del oficialismo y la oposición); miembros de las fuerzas armadas; ballets; agrupaciones gauchas y 100 pares de mellizos de la “Fiesta de los Mellizos”, que se realiza en Famaillá. Consignó que se repartirá chocolate, cubanitos con dulce de leche, pochoclo y praliné para unas 10.000 personas. Afirmó que habrá tres globos aeroestáticos a los que los niños podrán subir gratis. Habrá aviones acrobáticos, que pintarán la bandera en el cielo y paracaidistas que harán una demostración. Se repartirán unas 6.000 banderitas argentinas.

El coordinador de la Unidad de Reconversión de Espacios Públicos, Ricardo Salim explicó que el paso será por la avenida Soldatti, desde la rotonda norte, por la avenida de Los Próceres, hasta la rotonda sur. El palco oficial estará ubicado en calle Haití, para que no se altere la circulación de vehículos de los ingresos de los hoteles.

“Pedimos que la gente vaya con la identificación de colores patrios sin banderías políticas, queremos una fiesta de todos los tucumanos, de la familia y los chicos; es una acto patrio, un festejo, no un acto electoral”, pidió Salim. Cuba detalló que en primer lugar desfilarán la banda del Liceo Militar y la Guardia de Honor de la Casa Histórica. Luego, los soldados y gendarmes; miembros de la PSA y Policía Federal. Después la Policía local.

Estarán presentes también los veteranos de la Guerra de Malvinas. Tras el paso de las fuerzas, volarán en formación aviones del Aeroclub. El turno siguiente serán para las asociaciones de Bomberos voluntarios. Le seguirán establecimientos educativos, los cuerpos estables de Ente Cultural y representantes del Siprosa. También desfilarán pueblos originarios y colectividades extranjeras. Pasarán ballets y las carrozas municipales. Algunas repartirá caña.

Por último, los mellizos, autos antiguos y caballería de la Policía. Los gauchos cerrarán la jornada.

Comentarios