Según el PE, la Nación cometió fallas graves en un proyecto hídrico

Terán asegura que no hay mora provincial y que el convenio por el dique El Naranjal fue declarado nulo por oficinas legales de la Nación.

05 Jul 2017
1

SISTO TERÁN. LA GACETA/ ARCHIVO

En una carpeta verde de plástico, el secretario de la Unidad Ejecutora, Sisto Terán, recopila prolijamente y cronológicamente la documentación referida a los proyectos del Dique El Clavillo y el embalse El Naranjal. “No pensaba usarlo -aseguró- pero no quiero que digan que Tucumán se inunda por culpa de la provincia”. Lo dijo enojado, pero terminó la frase con una sonrisa. “La Nación cometió una infracción administrativa seria cuando suscribió el convenio con la UNT por El Naranjal”, reforzó. Además, agregó que la Provincia jamás recibió de manera oficial el proyecto del dique El Clavillo.

Ambos datos -según el ex vicegobernador- los funcionarios nacionales lo conocen. El lunes, el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa, había dicho que la licitación de los diques estaba paralizada porque el Gobierno tucumano no había firmado el convenio para la financiación del proyecto.

Esto cayó mal en Casa de Gobierno. “No nos pueden imputar una demora de un proyecto que jamás nos enviaron”, respondió Terán.

Dos obras, dos realidades

La obra de los diques El Clavillo y El Naranjal fue anunciada con bombos y platillos el año pasado en el marco de las obras del Plan Belgrano. Sus historias parecen estar entrelazadas, pero cada una tiene un origen y un desarrollo separado.

Denuncian que la licitación de El Naranjal está demorada por "anomalías administrativas"

El dique El Clavillo es un proyecto que fue realizado por profesionales de la UNT. El 30 de mayo del año pasado, durante un acto en la facultad de Ciencias Exactas, la universidad entregó el proyecto a los funcionarios nacionales. En esa oportunidad se anunció la firma de un convenio entre la Nación y la UNT para el desarrollo del proyecto del dique El Naranjal, que se proyecta aguas abajo de El Clavillo. Las obras tendrían un costo aproximado de US$ 650 millones.

Luego se suscribió el convenio de cooperación y asistencia técnica entre la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, la Subsecretaría de Recursos Hídricos, la Unidad Ejecutora del Plan Belgrano y la UNT. Esto, con el fin de “ampliar el proyecto de El Clavillo e incorporar el dique Embalse compensador El Naranjal”. La rectora, Alicia Bardón, lo protocolizó y luego lo envió al Consejo Superior para la toma de conocimiento (en la sesión del 30 de agosto de 2016).

Sin validez

“Tiempo después se nos informó que esas firmas no tenían valor legal ya que los funcionarios actuantes no lo habían hecho en el marco de la Ley Nacional de Procedimiento Administrativo”, explicó Terán haciendo referencia a un mail que le enviaron desde la Subsecretaría de Recursos Hídricos. En la misiva le señalaban que el acuerdo que habían firmado la Nación y la UNT era “nulo de nulidad absoluta” y le pedían a la Provincia una herramienta legal para poder continuar.

Parte del correo, dice: “De acuerdo a las normas internas del Ministerio del Interior y de toda la administración pública todos los convenios previo a su suscripción deben ser dictaminamos por el servicio jurídico permanente, en este caso la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio del Interior. A su vez deben intervenir las áreas presupuestarias a los efectos de verificar si hay presupuesto para afrontar los compromisos asumidos en el convenio, lo cual en este caso no sucedió”. Y agrega que el convenio “no cuenta con presupuesto, por ende se torna un instrumento de imposible cumplimiento por parte del Estado Nacional”.

La Nación instó al PE a cumplir con los trámites para licitar El Clavillo y El Naranjal

Eso, según el ex legislador Terán, es lo más preocupante. Consideró que la Nación cometió una irregularidad, pero que públicamente asegura que la licitación no avanza por culpa de la Provincia. Según el funcionario, el Poder Ejecutivo siempre mostró buena voluntad e incluso se ofrecieron a “purgar los defectos administrativos de la fallida contratación de mayo de 2016 entre la Nación y la UNT”.

Este año, dijo se llegó a un acuerdo preliminar en el que era necesario que la Nación “corrigiera” un par de observaciones que la Fiscalía de Estado había realizado. Terán mencionó que nunca la Nación respondió y que, por el contrario, recibieron un convenio sin modificaciones. Además, advirtió que entre otras irregularidades, el proyecto de El Clavillo no cuenta con informe de impacto ambiental.

En Esta Nota

Sisto Terán Nougués
Comentarios