La mayor esperanza de los pobladores de San Javier, está puesta en el turismo

El delegado comunal anunció mejoras en el tema de la basura y del boleto estudiantil. Las obras que hacen falta.

04 Jul 2017
1

CADA VEZ HAY MENOS HABITANTES. Los jóvenes de San Javier se van del lugar porque no tienen trabajo. Ni siquiera pueden terminar la secundaria. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA.-

Gonzalo Vildoza, el delegado comunal de San Javier, no se sorprendió al leer el domingo en LA GACETA sobre los problemas que tiene la localidad. Sí le angustió la repercusión que alcanzó la nota. “Creo que de eso se trata la política”, expresa quien fue durante muchos años el médico del CAPS del cerro, al que los pacientes incluso iban a buscar a su casa para que los curara. En 2011 lo tentaron para que se presentara en las elecciones. Él se tiró a la pileta. Le fue bien: la gran mayoría de los votos lo coronaron ganador. Y así va, día a día, tratando de “remar en dulce de leche” -como él mismo describe- para sacar adelante una localidad que parece sumergida en el olvido desde hace muchos años.

Según un reciente estudio realizado por especialistas en urbanismo, San Javier es la única localidad que no ha crecido. En los últimos 10 años ha perdido el 47% de la población. Los jóvenes se van de sus hogares en busca de un futuro afuera porque si se quedan ni siquiera pueden terminar la escuela secundaria; mucho menos pensar en un trabajo en la zona.

Los pobladores creen que la única forma de salir de ese letargo es con el turismo, explotando los bellísimos paisajes que tiene San Javier. Pero para esto, antes que nada, se debe dotar de la infraestructura necesaria la localidad. Lo mismo piensa Vildoza. “Sin dudas, la mayor esperanza que tenemos está puesta en el turismo”, expresa el médico, quien se siente animado con la promesa que acaba de hacer el Ente de Turismo de mejorar la zona del Cristo Bendicente para atraer más visitantes.

Ahora ya hay agua

A la entrevista con LA GACETA ha traído un listado de las cosas que quiere decir sobre San Javier, un lugar del cual se enamoró cuando era chico y su familia tenía una casa de fin de semana allí. De grande, hace unos 15 años, se instaló en esa vivienda y pidió traslado para trabajar en el CAPS.

“Lo primero que se debe mejorar es la accesibilidad. La ruta que lleva a San Javier está en muy mal estado. En días de niebla, es un peligro subir o bajar al cerro porque el camino ni siquiera está delimitado. Nosotros ya hicimos los pedidos en Vialidad; estamos esperando”, resalta.

Explica que, desde que llegó a la comuna, se preocupó por resolver en parte el problema eterno que tienen de provisión de agua. “Con poco dinero logramos reparar una parte del acueducto que viene de Anfama. Ahora, el servicio llega mucho mejor. Por suerte, porque hasta el hotel corría riesgo de cerrar si no se solucionaba este tema esencial”, remarca.

Necesidades

“Como médico que trabajó mucho en la comunidad conozco las necesidades, sé de todas las promesas que le hicieron a la gente, sé de la falta de trabajo, sé de los problemas que tienen los jóvenes para poder terminar la secundaria (en San Javier hay sólo hasta tercer año)”, describe. Y agrega que hace lo que puede para ayudar: “colaboramos con los boletos de colectivo, hacemos capacitaciones en herrería, carpintería y comidas regionales, damos planes como ayuda social a madres que no tienen ni para comprar la leche o pañales de sus bebés. El 35% o el 40% de nuestro presupuesto se va en ayuda social”.

Según comentó Vildoza, él proyectó hacer una escuela de artes y oficios. “El tema es que necesitamos una hectárea y no tenemos terrenos de la comuna. Todos son de la UNT o del Gobierno. Estamos gestionando esto”, anunció. Añadió que también piensan entregar el boleto estudiantil a los adolescentes que estudian en la escuela secundaria de Raco.

En el listado sigue el tema de la basura, algo que califica como grave. El camión recolector pasa una vez a la semana y la comuna sólo tiene un tractor viejo para recoger toda los residuos que están tirados desde la Primera Confitería hasta La Sala. En total son 64 kilómetros cuadrados que tiene San Javier. “Ahora planeamos contar con nuestra propia planta de clasificación y compactación de residuos; es esencial”, remarcó.

“Otra cosa que venimos gestionando hace rato es un cajero automático en el cerro; me prometieron que llegará pronto”, dijo el funcionario. Y comentó que siempre, para cada pedido, le dicen que hay que esperar. 

talleres de folclore y concurso de fotos 
Para promocionar la zona del Cristo Bendicente, en el cerro San Javier, estas vacaciones de invierno habrá talleres de folclore a cargo de un ballet local, los sábados y los domingos. La invitación es para las 10.30 y las 15.30 en el morro donde se emplaza la gran escultura de Juan Carlos Iramain.
Otra actividad que organizaron es un concurso de fotografía, que les permitirá a los propios lugareños redescubrir su lugar desde las imágenes; y a los visitantes, admirar las bellezas de San Javier.
El concurso tiene varias categorías, que van desde mostrar los lugares clásicos del cerro o aquellos singulares. También se pueden fotografiar imágenes de la vida cotidiana o actividades originales. Se pueden usar cámaras profesionales o las de celulares. Las fotos se subirán a la fan page de la comuna hasta agosto y un jurado elegirá las mejores.

> Durante las vacaciones, talleres de folclore y concurso de fotos 

Para promocionar la zona del Cristo Bendicente, en el cerro San Javier, estas vacaciones de invierno habrá talleres de folclore a cargo de un ballet local, los sábados y los domingos. La invitación es para las 10.30 y las 15.30 en el morro donde se emplaza la gran escultura de Juan Carlos Iramain.
Otra actividad que organizaron es un concurso de fotografía, que les permitirá a los propios lugareños redescubrir su lugar desde las imágenes; y a los visitantes, admirar las bellezas de San Javier.
El concurso tiene varias categorías, que van desde mostrar los lugares clásicos del cerro o aquellos singulares. También se pueden fotografiar imágenes de la vida cotidiana o actividades originales. Se pueden usar cámaras profesionales o las de celulares. Las fotos se subirán a la fan page de la comuna hasta agosto y un jurado elegirá las mejores.

Comentarios