Alfaro fue duro con Manzur: "es producto del matrimonio Alperovich"

1

MÁS LEJOS. Alfaro y Manzur tuvieron otro capítulo caliente con fuertes declaraciones en los medios. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

El intendente aseguró que el pejotismo tucumano se convirtió en una franquicia y que está en tiempo de descuento. Audio.

06 Jun 2017

La disputa entre el gobernador Juan Manzur y el intendente Germán Alfaro sumó hoy un nuevo capítulo. Después de que el mandatario provincial asegurara esta mañana que "no existe peronista disidente", el jefe del ejecutivo municipal disparó con todo: "es producto del matrimonio Alperovich".

Durante un encuentro con periodistas, en la Casa de Gobierno, Manzur cargó hoy contra Alfaro y el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, por alejarse del Partido Justicialista y aliarse con Cambiemos, espacio que lidera el presidente Mauricio Macri. "No existe el peronista disidente, no hay que confundir", dijo el gobernador.

La respuesta de Alfaro no tardó en llegar y fue contundente al cuestionar la militancia peronista de Manzur y la identidad ideológica de el tres veces ex gobernador José Alperovich. "Manzur es producto del matrimonio Alperovich. El peronismo es tan generoso. Hay muchos compañeros que se merecieron tener un espacio y son verdaderos peronistas. El peronismo debe llenar el corazón, no el bolsillo", lanzó el intendente, durante una conferencia de prensa.

En medio de las acusaciones cruzadas, Alfaro defendió sus principios peronistas y se comparó con Manzur. "No creo que Manzur tenga entidad para tener el peronómetro en la provincia. En mis años de militancia, nunca me he cruzado con él en ningún congreso, en ninguna marcha. En honor a la verdad tengo que decir que hay compañeros dentro de ese espacio, a los cuales conozco desde hace años, y a lo que respeto. El peronismo a los peronista nos llena el corazón, pero nunca el bolsillo", sentenció.

"Pretenden pero no son peronistas. Les falta sentimiento y militancia. En estos últimos años no se habló de política porque se le tenía miedo a Alperovich, por falta de cuadros y de dirigentes. Todo Gobierno necesita una orientación ideológica, que surje a través de un partido. Aquí qué orientación podíamos tener sí Alperovich fue comunista, segundo fue radical y después peronista. Lo que sí queda claro, y que él tuvo en cuenta, que para llegar al poder y ser gobernador era por el Partido Justicialista", recordó sobre el ahora senador nacional. 

Sobre su salida del Partido Justicalista, Alfaro reclamó que durante el alperovichismo ese espacio político se volvió "una franquicia": "el peronismo es una cosa, el pejotismo es otra. El PJ es una franquicia que ha comprado José Alperovich y tiene un vencimiento. Está en tiempo de descuento. Me fui porque no me sentía cómodo y porque sentía que no era el canal en el cual podía transmitirle a los peronistas y a la gente lo que yo pensaba. Siempre he considera que eran unas okupas".



Comentarios