Vidal dijo que, si es necesario, llamará a voluntarios docentes para que dicten clases

La gobernadora bonaerense espera que haya un arreglo antes del próximo lunes La mandataria no prevé reemplazar a maestros, sino que los que se ofrecieron harán apoyo en espacios sociales

01 Mar 2017
1

EN PIE DE LUCHA. Los docentes quieren subas acordes con la inflación. Dyn

BUENOS AIRES.- La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció ayer que está dispuesta a convocar a los 60.000 voluntarios que se ofrecieron para dictar clases, si persiste el paro docente. No obstante, aclaró que ese plantel de emergencia podría brindar apoyo escolar a los chicos en centros comunales, clubes de barrio y otros espacios sociales.

“No es que el día lunes termina la posibilidad de sentarnos con los gremios y ponernos de acuerdo. Ojalá lo hagamos antes del lunes y vamos a hacer el mejor esfuerzo para que ningún salario pierda contra la inflación”, dijo la mandataria al participar durante un ciclo de charlas en la ciudad de Mar del Plata.

En tanto, los docentes porteños ratificaron ayer su adhesión al paro nacional decretado por los gremios del sector para el 6 y 7 de marzo, luego de que el Gobierno de Capital Federal mantuviera la propuesta inicial de un aumento del 18%.

“La reunión de esta tarde entre las autoridades del Ministerio de Educación porteño y los sindicatos docentes concluyó sin mayores avances, después que funcionarios de la Ciudad acercaran una propuesta salarial insuficiente”, indicó un comunicado de UTE difundido ayer.

“Pudimos dialogar, pero lamentablemente la Mesa Salarial de la Ciudad está atada a la decisión del ministro (de Educación y Deportes de la Nación) Esteban Bullrich, de no llamar a la Paritaria Nacional Docente y también a la obstinación del presidente (Mauricio) Macri de imponer un techo salarial de 18%, que nada tiene que ver con la realidad económica del país”, sostuvo el secretario General de UTE-CTERA, Eduardo López, al término de la reunión.

López detalló que la oferta del Gobierno porteño de un 18% en dos tramos -10 puntos en marzo y 8 en octubre- representa un incremento insuficiente que ni siquiera alcanza para pagar los tarifazos de los servicios públicos.

“No estamos movilizados solamente por un tema salarial. Queremos la Paritaria Nacional Docente porque es el espacio para discutir calidad educativa, capacitación docente, infraestructura escolar y la continuidad de los programas socioeducativos que el ministro de Bullrich se encargó de vaciar. También queremos defender la entrega de libros, las computadoras de Conectar Igualdad y la construcción de escuelas”, enumeró el sindicalista.

Por otro lado, la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, se mostró insatisfecha con la actitud del Gobierno. La dirigente rechazó que no se impulse una discusión federal de salarios. “Estamos condicionados por la situación crítica y de absoluta desventaja que tienen otras jurisdicciones, que por ahí no se tornan tan visibles en el debate nacional”, aseveró. (Télam-DyN)

Comentarios