Dos relatos distintos de un mismo hecho - LA GACETA Tucumán

Dos relatos distintos de un mismo hecho

A una semana del trágico enfrentamiento entre la Policía y un grupo de agricultores de los valles, LA GACETA tuvo acceso a las declaraciones testimoniales de ambas partes. Imputados y testigos le aportaron a la fiscala Mónica García de Targa dos versiones diferentes del hecho en el que resultaron asesinados Oscar Martín Moreno y su hijo Oscar Orlando.

22 Ene 2017
1

PELEA. Policías y civiles discutieron momentos antes de la tragedia en Tafí del Valle.

La Policía

“El hecho era confuso y estaba oscuro”, dijo el comisario

Los policías de Tafí del Valle aseguraron que los incidentes que terminaron con la vida de Oscar Martín Moreno y su hijo Oscar Orlando comenzaron durante un control vehicular, alrededor de las 19 del domingo pasado. Según los testimonios de los uniformados (casi todos declararon en sede judicial y fueron sometidos a diferentes pericias), interceptaron al Volkswagen Vento en el que viajaban las víctimas para solicitarles la documentación del vehículo, pero sus ocupantes se negaron a aportar los papeles. Esa fue la situación que desató la tragedia, de acuerdo con la versión policial.

El comisario Dardo Romano (único detenido por los homicidios de los agricultores) relató que a las 19.30 se encontraba en la comisaría de Tafí del Valle cuando recibió por radio una comunicación del oficial Rodrigo Ramos de la Brigada de Investigaciones, quien le pedía apoyo “ya que momentos antes estaban investigando un auto y sus ocupantes se negaron a identificarse y los estaban agrediendo”. La respuesta del comisario Romano -agregó este- fue enviar un móvil de la comisaría de Tafí del Valle conducido por el cabo Carlos Manuel Albornoz. Mientras tanto, aseguró que le solicitó instrucciones a la Fiscalía de Feria, a cargo en ese momento de Jorge Carrasco, del Centro Judicial Monteros, desde donde le indicaron que dejara una consigna policial en el lugar. Por eso envió otro móvil, en este caso perteneciente a la Jefatura de Zona I de la Unidad Regional Oeste, que era conducido por el cabo Juan Clemente Mamaní, a quien acompañaban el oficial José Antonio Martínez y el cabo Edgar Sánchez, de Criminalística.

“Pocos minutos después, Martínez avisa por radio que siete personas que habían llegado en dos autos los estaban agrediendo”, contó Romano, quien aseguró que por ese motivo dispuso que dos móviles del 911 también se dirijan hasta el lugar de los incidentes. Uno lo hizo desde El Mollar y el otro, desde Tafí del Valle.

“Pedido de socorro”

Romano dijo que, mientras permanecía en la comisaría, recibió por radio otro pedido de socorro, esta vez de los uniformados que se habían desplazado hasta la escena del incidente. Y agregó que por ese motivo decidió dirigirse en persona a la escena del hecho, a bordo de su vehículo particular.

Continuando con su versión, llegó al camino vecinal donde se producía el enfrentamiento, se detuvo a unos 40 metros de distancia y escuchó varios disparos de escopeta. “Desciendo del auto y me acerco al lugar debido a que el hecho era confuso y estaba oscuro. Cuando llego a la trompa del auto, me sorprende un hombre que venía caminando a una corta distancia. Este sujeto efectuó un disparo, vuelvo hacia el sector de atrás de la camioneta, mientras que con mi pistola reglamentaria yo efectúo dos disparos al aire. Desde atrás de la camioneta, escuché que efectuaban dos disparos más. Se escuchaban gritos y yo gritaba: ‘¡policía, quietos, no se muevan!’, mientras que otras personas gritaban ‘¡matenlos a los policías!’. Segundos después, llegaron al lugar otros patrulleros. Cuando salgo de atrás de la camioneta, veo a dos personas caídas, mientras el resto peleaba con los policías”, agregó.

De acuerdo al relato de Romano, pidió por radio una ambulancia y dos unidades llegaron a los 15 minutos. Los médicos asistieron al oficial Martínez, que estaba herido, y en el otro vehículo fueron trasladados los civiles fallecidos. “En ese lapso de tiempo (15 minutos), les ordeno a los efectivos que solamente reduzcan a estas personas y las dejen en ese lugar. Hasta ese momento, yo desconocía qué habían hecho estas personas (los agricultores)”, aseguró.

“Minutos después el fiscal Carrasco se comunicó conmigo y me dijo que le avise al jefe de Regional para que se haga cargo de las actuaciones”, manifestó el comisario en sede judicial. Otros policías que participaron del procedimiento (Mamaní, Albornoz y Pablo Maximiliano Luna) le dijeron a la fiscala que fueron atacados por los ocupantes de tres vehículos, que llegaron mientras custodiaban el Vento.

Los policías remarcaron en sus relatos que primero fueron agredidos por los Moreno y otras personas. Mamaní aseguró que permanecían en el lugar junto al oficial Martínez cuando llegaron los agricultores, con quienes protagonizaron un violento incidente durante el cual Moreno padre le quitó el arma reglamentaria a Martínez. Esa sería el arma que, de acuerdo a fuentes judiciales, habría arrojado al suelo cuando llegaron los uniformados.

Los agricultores

“El mismo policía les disparó a mi padre y a mi hermano” 

Todo comenzó en la cancha del Club San José, según declararon los familiares de Oscar Martín Moreno y su hijo Oscar Orlando Moreno, quienes fueron asesinados hace una semana en Tafí del Valle. Como la familia pertenece al Club Peñarol, habían concurrido todos a la cancha de su rival para ver el partido. Según el testimonio de José Antonio Moreno, padre y hermano de las víctimas, respectivamente, la Policía se presentó en ese lugar. “A las 17 llegó a la cancha personal de la Brigada en un Fiat Palio negro, andaban cuatro policías vestidos de civil. Fueron directamente hacia el Volkswagen Vento de mi padre, aclarando que unos tres meses atrás este mismo personal secuestró el auto, nos llevó a la comisaría de Simoca y le solicitaron a mi padre que pague $ 8.000 para liberar el auto”, agregó.

Según ese testimonio, cuando los policías se presentaron en la cancha el domingo, uno de ellos, apodado “Kiki”, les pidió una coima porque no tenían los papeles del vehículo. “Mi cuñado, Adrián Alfonso Moya, que acababa de jugar, se fue hasta la casa a buscar los papeles y un patrullero lo siguió hasta La Banda, donde uno de los policías se bajó del patrullero, amenazando con detener a mi cuñado porque previamente lo había puesto en ridículo al pedirle identificación. Luego de un forcejeo, el policía sacó una pistola y la remontó. Esto fue filmado por una vecina, pero el policía se abalanzó sobre ella, le quitó el celular y borró la filmación”, relató el testigo.

Minutos después, supuestamente con los papeles en mano, los Moreno regresaron a la cancha. “Mi papá se puso a pelear con ‘Kiki’ porque lo estaban queriendo ‘currar’ de vuelta, ‘Kiki’ sacó una escopeta y lo apuntó en la cabeza. Siguió el disturbio y el patrullero se fue con rumbo a la villa, chocando a mi hermano Javier, quien cayó al piso”, siguió contando José Antonio Moreno. Tras ese incidente, los Moreno subieron a distintos vehículos y emprendieron el regreso a su casa, pero en el trayecto se toparon nuevamente con la Policía. El testigo dijo que se encontraron con varios móviles de la fuerza y autos particulares. “Ahí se armó otro disturbio entre mi padre y un policía, a quien mi padre le quita el arma. Mi padre estaba fuera de sí y empezó a hacer disparos al aire, a la vez que mi hermano Orlando peleaba a golpes de puño con otros policías”, contó.

Todos al piso

El hijo y hermano de las víctimas dijo que, superado ese enfrentamiento, volvieron a subir a los vehículos. Sin embargo apuntó que, al llegar a la altura del barrio San Cayetano, se encontraron con otra camioneta de la Policía que les cerraba el paso. “Se bajó mi padre, quien tiró la pistola que le había quitado al policía y levantó sus manos. Un policía uniformado con una camisa blanca, pantalón oscuro, canoso, le disparó a mi padre a quemarropa, aproximadamente a un metro de distancia. Mi hermano Orlando, al ver a mi padre herido, bajó de la camioneta, lo abrazó para que no caiga al suelo, y el mismo policía que había disparado contra mi padre le disparó a mi hermano, también a quemarropa. Yo pedía a los gritos que no sigan disparando. Me ordenó tirarme al suelo y mi padre me hizo señas con su mano para que me tire al piso. Después, entre 15 y 20 policías nos dieron una feroz paliza, al igual que a mi padre y a mi hermano que estaban heridos en el piso”, finalizó.

Javier Martín Moreno, otro de los hijos de Oscar Martín, también relató cómo fueron esos momentos. “En ese instante llegaron las camionetas que antes nos habían tratado de detener y se bajaron los policías. Entre todos nos esposaron y nos comenzaron a golpear con patadas, pisotones, piñas, también nos tiraban agua en la cara y arena en la cabeza, aprovecharon que estábamos todos boca abajo y esposados”, relató. “En un momento escuché que un policía le dijo al comisario ‘jefe ¿quiere que llamemos la ambulancia?’ y el comisario le contestó ‘no, dejalos que se caguen muriendo’. Nos tuvieron tirados en el piso, boca abajo, hasta cerca de las 12 de la noche”, aseguró.

Por otro lado, Adrián Omar Roldán, un amigo de las víctimas, aportó que después los cargaron a todos en una camioneta y los llevaron a la comisaría de Tafí del Valle. “Las personas fallecidas también estaban tiradas al costado de la ruta, como a 15 metros de nosotros, los veía porque la luz de las camionetas de la Policía los alumbraba, a ellos (los fallecidos) los llevó una ambulancia”, concluyó.

PARA ENTENDER EL CASO
¿Cuándo se produjeron los incidentes?
Según los distintos testimonios, todo empezó el domingo a la tarde cuando las víctimas estaban en la cancha y tuvo su desenlace alrededor de las 20.
¿Cuál fue el motivo del enfrentamiento?
Los familiares de las víctimas aseguran que los policías pretendían cobrarles una coima. Desde la fuerza, en cambio, se habla de un control vehicular.
¿Cuántas personas fallecieron?
Dos: Oscar Martín Moreno y su hijo Oscar Orlando Moreno. Además, resultaron heridos algunos familiares de las víctimas y dos policías.
¿Quién investiga el caso?
Hubo tres cambios debido a la feria. Primero intervino el fiscal Jorge Carrasco, seguido por Jorge Echayde y Mónica García de Targa (Centro Judicial Monteros).
¿Cuál fue la primera medida del fiscal?
En ese momento se ordenó la aprehensión de cinco civiles, allegados a las dos víctimas, y de los 16 policías que estuvieron en el lugar del hecho.
¿Quiénes recuperaron la libertad?
Casi todos. Los cinco civiles fueron liberados al día siguiente sin imputación. En el caso de los policías, solo el comisario Dardo Romano quedó detenido.
¿Qué delitos les imputan?
Romano (jefe de la comisaría de Tafí del Valle) fue imputado por el delito de homicidio. Los otros 15 policías están acusados por apremios ilegales.
¿Qué pericias se realizaron?
La Fiscalía ordenó que todos a los implicados les practicaran el dermotest (para saber si accionaron un arma de fuego) y un análisis toxicológico.
¿Ya están esos resultados?
Mónica García de Targa recibió los informes el viernes, pero no trascendieron los resultados ya que se decretó el secreto de sumario en la causa.

PARA ENTENDER EL CASO

¿Cuándo se produjeron los incidentes?

Según los distintos testimonios, todo empezó el domingo a la tarde cuando las víctimas estaban en la cancha y tuvo su desenlace alrededor de las 20.

¿Cuál fue el motivo del enfrentamiento?

Los familiares de las víctimas aseguran que los policías pretendían cobrarles una coima. Desde la fuerza, en cambio, se habla de un control vehicular.

¿Cuántas personas fallecieron?

Dos: Oscar Martín Moreno y su hijo Oscar Orlando Moreno. Además, resultaron heridos algunos familiares de las víctimas y dos policías.

¿Quién investiga el caso?

Hubo tres cambios debido a la feria. Primero intervino el fiscal Jorge Carrasco, seguido por Jorge Echayde y Mónica García de Targa (Centro Judicial Monteros).

¿Cuál fue la primera medida del fiscal?

En ese momento se ordenó la aprehensión de cinco civiles, allegados a las dos víctimas, y de los 16 policías que estuvieron en el lugar del hecho.

¿Quiénes recuperaron la libertad?

Casi todos. Los cinco civiles fueron liberados al día siguiente sin imputación. En el caso de los policías, solo el comisario Dardo Romano quedó detenido.

¿Qué delitos les imputan?

Romano (jefe de la comisaría de Tafí del Valle) fue imputado por el delito de homicidio. Los otros 15 policías están acusados por apremios ilegales.

¿Qué pericias se realizaron?

La Fiscalía ordenó que todos a los implicados les practicaran el dermotest (para saber si accionaron un arma de fuego) y un análisis toxicológico.

¿Ya están esos resultados?

Mónica García de Targa recibió los informes el viernes, pero no trascendieron los resultados ya que se decretó el secreto de sumario en la causa.

Comentarios