Dictaron la conciliación obligatoria y habría recolección de residuos este fin de semana largo

El Sindicato de Camioneros espera que hoy se concrete el pago de los sueldos prometidos por la empresa 9 de Julio.

07 Oct 2016
1

ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

Desde la Secretaría de Trabajo de la provincia dictaron la conciliación obligatoria y en las próximas horas se resolvería el conflicto que mantiene con recolección parcial de residuos la mayoría de los barrios de la capital tucumana. Los responsables de la Transporte 9 de Julio aseguraron que en las próximas horas podrían completar el pago de los sueldos, el principal reclamo del Sindicato de Camioneros, que ayer había convocado al paro de los más de 400 trabajadores que recogen la basura de la ciudad. 

"A las 11 se dictó la conciliación obligatoria. Falta que se notifique. Además estuve reunido con el secretario de Hacienda de la municipalidad y me entregó los fondos para que podamos completar el pago de los sueldos. Entiendo que la medida, en horas de la tarde, se tendría que levantar para que podamos regularizar los servicios", indició Ricardo Otrino, gerente de la empresa 9 de Julio.

El conflicto se desató luego de que el gremio que nuclea a la totalidad de los empleados decidió iniciar una medida de fuerza, en reclamo por el pago parcial de los salarios. "Hasta acá no fuimos notificados y estamos esperando. Es un pedido de la empresa y hay una presión del Gobierno para que se dicte, pero no se tiene en cuenta que detrás están los trabajadores sin cobrar lo sueldos. Vamos a esperar que nos notifiquen. Vamos a acatar la conciliación, pero también vamos a presentar un escrito porque no se pude tomar esta medida cuando hay falta de pago", adelantó César Torres, secretario general de Camioneros, que anticipó además que, sí hoy no se hace efectiva la promesa de pago, van a trabaja a reglamento.

Esta mañana, durante la inauguración del túnel de calle Córdoba, el intendente Germán Alfaro había asegurado que el inconveniente era ajeno a la municipalidad. "Es un problema interno. Voy a garantizar el servicio a los vecinos y se analizarán sanciones, que pueden ir desde una multa hasta la recisión misma del contrato. No voy a permitir que los vecinos sean rehénes de una empresa", amenazó el mandatario.

La medida de fuerza de Camioneros había puesto en duda la recolección de residuos durante el fin de semana largo, algo que hubiese sido caótico la mayoría de los residentes de la ciudad. 


Comentarios