Una propuesta comercial inquieta a los cañeros

Productores del interior se mostraron en contra de la posible implementación un mecanismo que apunte sólo a la compra de caña. En distintos sectores de agricultores dijeron que no se debe remplazar al sistema de Maquila, que se aplica sobre el producto.

08 Jun 2016
1

PLANTEOS SECTORIALES. El presidente de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, recibió a representantes de las entidades cañeras en la sede parlamentaria. Prensa Legislatura

En momentos en que se evidenciaron señales de un freno a la caída de la actividad azucarera, los productores cañeros de la provincia cuestionaron ayer la posición de una empresa local de modificar las reglas comerciales actuales. Avelino Valdez, secretario de la Federación de Cooperativas Cañeras de Tucumán, informó que uno de los ingenios ha transmitido de manera informal a varios agricultores chicos del sur provincial que el acuerdo entre las partes se centraría en la compra de caña de azúcar, dejando lado el sistema de Maquila, establecido sobre el azúcar.

“Nos ofrecieron $ 230 por la compra de 1.000 kilos de caña, aunque no está claro si incluyó o no el IVA. Con un rendimiento de la planta de un 10%, por ejemplo, se sacaría unos 60 kilos de azúcar, cuando el precio de la bolsa de 50 kilos en el mercado interno es hoy $ 280, y tiene tendencia al alza”, explicó el dirigente. Con IVA, la suma ascendería hasta alrededor de $ 280.

Por otro lado, en la conversión de lo que se paga por el litro de bioetanol de caña, la bolsa rondaría los $ 390, según informaron. Además, los valores internacionales retomaron ayer la tendencia alcista.

Valdez añadió que, si el esquema de compra de caña se implementa efectivamente, se dejará de lado el sistema de Maquila para el azúcar e incidiría en la participación del cañero en el programa bioetanol.

Mediante el sistema de Maquila, los agricultores entregan la caña de azúcar al ingenio para su industrialización, con el derecho de participación en el producto final, el azúcar. En 2011 la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) había creado el Registro de los Contratos de Maquila para Caña de Azúcar, con el fin de ordenar, normalizar y planificar la producción. El organismo establecía entonces que los ingenios quedaban obligados a registrar los contratos o depósitos de Maquila celebrados con motivo de la zafra de ese año.

Según relevamiento técnico, se proyectó una producción de máxima de 1,78 millón de toneladas de azúcares equivalentes -incluyendo la elaboración de alcohol-, cantidad casi similar a la estimación inicial de 2015. Ello reflejó un alto nivel de la superficie cosechada en la provincia. Sin embargo, las lluvias demoraron el inicio de la zafra, por lo que el período de molienda podría disminuir. En ese marco, los cañeros ya prevén que al final de la campaña podría quedar en pie alrededor de un 20% de la extensión de caña total. “Hay que proteger al cañero chico, para que pueda moler y no terminar con el cañaveral en pie”, dijo Otto Gramajo, presidente del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (Cactu).

“Sacar la Maquila será el fin del productor cañero, porque se perderá el control de los rendimientos de la caña. Además, el temor se centra en que puede extenderse este esquema comercial. Tenemos que salir a defender el sistema de Maquila.”, enfatizó Fabián Páez, productor de Monteros.

Consultados sobre la medida, algunos industriales desconocieron la aplicación de esta forma de pago en la industria. Entre ellos, reconocieron también que no es el momento de modificar el esquema, teniendo en cuenta el escenario productivo y de precios.

Fuentes del Gobierno nacional remarcaron ayer que la aplicación del cupo de bioetanol (de los dos puntos porcentuales de aumento) exclusivamente para la caña, tenía el objetivo que los productores mejoraran sus ingresos. “El aprovechamiento de una posición dominante puede dar pie a la quita del cupo de bioetanol”, remarcaron las fuentes de la Nación.

Comentarios